martes, 4 de mayo de 2010

A los que no saben leer

Una elemental lectura de comprensión es lo mínimo que se les puede exigir a personas que dizque han ingresado en las aulas universitarias y han obtenido licenciaturas y maestrías. Un par de comentaristas de este blog han entendido cosas que ni por asomo han sido insinuadas en el anterior artículo que señala especificamente, observaciones a la ética del vicepresidente García Linera.
En ese texto me refiero unica y exclusivamente a dos lamentables intervenciones públicas que denuncian falta de agradecimiento y falta de consecuencia política en este que juega a copresidente, y que no le llega ni a la suela de los zapatos, a Evo Morales, el auténtico líder de este proceso e incuestionable recordman de procesos electorales en Bolivia...Alvaro fue bajo su ala, y por eso está donde está, si él cree otra cosa está incurriendo en el autoengaño y eso en política termina siendo fatal.
Por lo tanto, quienes en plan delirante, quieran encontrar en mis afirmaciones, retractaciones o enfoques generalizantes acerca del tema separatismo/terrorismo, que se dediquen nomás a tomar un par de cafés al día en la avenida Monseñor Rivero de Santa Cruz de la Sierra, supongo que por lo menos para eso les dará la sesera.
Cuando me refiero a un peligroso extravío de este proceso, me refiero precisamente a la muy nociva influencia vicepresidencial en varias temáticas de la agenda de coyuntura. Me refiero a un pernicioso entorno palaciego casi unipersonal a cargo del que fuera compañero de lucha subversiva de Felipe Quispe, el Mallku.
Eso y no otra cosa dije en el artículo sobre la mesa 18. Mis convicciones y mis creencias están intactas, así como intacta continúa mi vocación crítica y periodística a la hora de expresar mi alarma por dislates o metidas de pata inadmisibles como la del pollo, la coca cola y las desviaciones sexuales.
Los que quieren jugar a los silogismos, pretendiendo demostrar que cuando hablamos de logieros, separatistas, oligarcas o fascistoides, estamos involucrando a todos quienes no están de acuerdo con el MAS y con el régimen gubernamental, están fuera del tiesto. Está claro que por culpa de un puñado de impulsivos y poco perspicaces en el juego de la política, la genuina demanda autonómica perdió muchísima fuerza en los últimos meses y la prueba se encuentra en la composición de las asambleas departamentales en las que no habrán dos tercios y complicarán la gobernabilidad de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.
El proceso es gigantesco, y en tamaño es inversamente proporcional, a lo que pueda significar una sola figura gubernamental, en este caso la del Vicepresidente, que esperamos, con la superación del aturdimiento que parecen haberle provocado los resultados electorales del 4 de abril, le permitan recuperar la ponderación a la hora de la comparecencia pública.

2 comentarios:

El Ciudadano dijo...

Pues como diría el tan detestado Cayetano Llobet "así nomás había sido".
G. Linera demuestra cierto radicalismo y hasta fanatismo en sus intervenciones, lo cual es peligroso para el país. Se hizo de fama gracias a Carlos Mesa (no me digan que los participantes del programa pentágono no gozaban de la venia de Mesa) de lo contrario dudo que harbría sido invitado por el MAS en las elecciones de 2005.

Pero ni modo, ojalá pase un milagro y nuestro gobernantes se enfoquen en educación, inversión y promoción de la economía local que es lo que se encesita para progresar. Que dejen la politiquería!

Jorge Sangueza dijo...

La retaliación más frecuente del autor a comentarios desaprobados es o menospreciar al mensajero de comentarios o declararlos malos lectores de poco seso. Eso se lee en muchos de sus retrueques; para luego seguirlos con explicaciones más amplias. Mi obervación es, porqué no escribir más claramente y con mayor detalle de comienzo. Porqué arremeter contra los mensajeros? Y no , más bien, bregar con el mensaje?
Por otro lado, el supuesto "coqueteo con el extravío" se vislumbró hace 4 años con una nacionalización desvirtuada, una Asamblea manipulada estéril, un distanciamiento progresivo de las bases organizacionales sociales ( que solo habían servido para catalizar el arribo al poder y no para la gestión y conducción de la cosa pública), una erosión fatal del ente número 1 del Estado:YPFB, del fracaso inicial de la JINDAL, del Plan de Vivienda, del PND, etc. Vaya proceso profundo de cambio! El coqueteo parece ser medular y no de maquillaje.