viernes, 22 de mayo de 2009

En el país de plástico

Sixto Nolasco, pierna cruzada y muy fémino, ha llegado con su schnautzer miniatura sal y pimienta para contarnos desde la tele plastificada que para la frivolidad hay que tener estilo y una cierta calificación académica. "No somos ángeles" se llama el programa en que interviene este experto del maquillaje, el peinado y la vida fashion.
Sixto que comparte pantalla con otro experimentado del entretenimiento de la tele comercial, Javier Encinas, ofrece lecciones diarias que indican: para promover la joda hay que ser un profesional, es decir que para la joda hay que tomarse muy en serio eso de como montar cada show.
Qué Estado plurinacional, ni que historietas. "Pura vida", "La batidora", "En hora buena" nos demuestran que Bolivia es también un país plastificado por los chismes de los niñatos de Santa Cruz de la Sierra, que se casan, se cazan, se divorcian, se cuernean, se reconcilian...y ese que es parte de la vida diaria de "los normales" es un buen negocio en el Planeta Gloria Producciones, Pipo peinador de reinas --cansado, ajado, trajinado por tantos años y tanta laca y spray para peinados barrocos el emblemático Pipo-- Pablo Manzoni, Mary Lizzy y las diseñadoras y hermanas Gutiérrez, o las Weisse, e incluso algunas muy cutres que visten cunumicitas con ínfulas de estrellato social institucionalizado por el soberbio suplemento Sociales que publica el diario El Deber.
A Sixto, ningun@ le llega a la suela de las sandalias, de los mocasines, las alpargatas o las chancletas. Sixto sabe lo que hace, lo que dice y cómo lo expresa. Con Javier de animador y un par de guapas de piernas largas que las cruzan con precisión, pero en este caso, con la eficacia abrumadora de los muslos descubiertos hasta el límite que induce al voyeurismo incluso al más desprevenido, Sixto hace como dirían en el río de la Plata, "la mar en coche".
Sandra Parada es mejor sentada pontificando con ese tono insoportablemente reflexivo y postizo sobre la verdad del lápiz labial. Desiree Durán es simplemente preciosa, no hay porque pedirle más. La señora Kuljis es sobrina de Ivo y con eso creo que le alcanza, y así, habría poco mas que decir.
Los que quieran conocer los códigos del simbólico territorio del autonomismo separatista tienen que ver estos programas perfectamente envueltos de desfiles de lencería, escandaletes mal fabricados o mal copiados de la bizarra televisión argentina, recuentos críticos y especializados de como vistieron las señoras y señoritas que concurrieron al último acontecimiento matrimonial de las corporaciones.
Las escenografías televisivas se han estilizado como nunca antes en la historia audiovisual de Bolivia, las presentadoras son una mezcla de semiperiodismo, modelaje de pasarelas y reinado anual con pasaje a Miss Universo, Miss Mundo o Miss Arroz con Leche.
En este cosmos de ostentación, de preocupaciones efímeras y epidérmicas, en este mundo de indios mal tratados hasta el extremo de ser obligados a arrodillarse, en este mundo de historias oficiales, historias contestatarias, pontificadores con sello intelectual(oide), en este país de masacrados en El Porvenir, pateados en la Plaza 24 de septiembre, o incluídos en la lista negra de los traidores a la estirpe y al dictamen de los señores feudales posmodernos que conducen Hummers, en este mundo...está Sixto Nolasco, un dominicano orgullosamente ambiguo acompañado por su pequeña mascota, para decirnos que hasta para la tontería hay que tener talento y que no es cuestión de soplar y hacer botellas.

jueves, 21 de mayo de 2009

La partida de Benedetti

La absurda velocidad que nos conduce por el siglo XXI, nos impide hacer una auténtica pausa para mirar hacia atrás y reconocer el color y el sentido de cada una de nuestras huellas.
"Si te quiero es porque sos mi amor mi complice y todo/ y en la calle codo a codo somos mucho más que dos" escribió Mario Benedetti que exhibió como defecto en vida el carnet que lo acreditaba hincha y socio de Nacional, cuando el equipo de los carboneros, del pueblo uruguayo es el glorioso aurinegro Peñarol.
Si te quiero es porque sos y siempre serás Benedetti, el poeta urbano de la clase media latinoamericana, esa "otra"clase media --no la reaccionaria y racista de algunos lugares de Bolivia-- amante de los gestos sencillos y de la interminable fabricación de utopías.

miércoles, 6 de mayo de 2009

No soy (ni quiero ser) del MAS

"¡Masista de mierda!" me dicen en las calles los que aborrecen mi trabajo y mi visión sobre lo que sucede en Bolivia. Supongo que "masista" es para quienes profieren con bronca este "adjetivo" sinónimo de comunista, indigenista, resentido social, desclasado, oportunista, o izquierdista de ocasión.
Para creer en lo que creo, debo decirlo con énfasis, no necesito ser masista. Es más no me interesa militar politicamente en lugar alguno porque para tener ciertas convicciones en la vida no se necesita membrete ni carnet partidario.
Los que me perciben obsecuente se equivocan radicalmente porque mi espíritu y mi formación me impiden la mínima posibilidad de convertirme en un fanático.El gobierno de Evo Morales tiene muchas carencias, muchas dificultades de gestión y unos cuantos traidores corruptos que gracias al sentido de anticipación política del Presidente no han logrado mellar su credibilidad y su indiscutible posición de ventaja, cara a las elecciones de diciembre.
El MAS tiene que cualificarse. Tiene que convertirse en un partido con organización institucional, con responsabilidades específicas y con la obligación ciudadana de formar cuadros para tener, cuando menos, una bancada más sólida y con competencias técnicas de modo que la Asamblea Legislativa Plurinacional inaugure su existencia, cambiando radicalmente el modo de funcionamiento del órgano legislativo.
Y aunque no lo crean los clasemedieros conservadores y prejuiciosos, el primero en irritarse por la falta de competencia profesional, la impericia, la ineficiencia, y la exasperante lentitud burocrática de muchas instancias gubernamentales es el mismísimo Evo.
Cuando Evo deje el poder, cuando se hayan consolidado las bases de un nuevo Estado para generar las condiciones de una sociedad equitativa y el comunitarismo originario conviva civilizadamente con el mercantilismo occidental ,seguiré pensando lo mismo, y les aseguro que seguiré en la línea de no ser militante del MAS o de partido político alguno.