lunes, 28 de abril de 2008

El 21060 comienza a agonizar (I)

Desde el momento en que el gobierno de Evo Morales decidió la intervención estatal en los precios de la canasta familiar (carne vacuna, arroz, aceite comestible, etc.) para combatir la especulación y el desabestecimiento --en suma, para combatir una inflación politicamente inducida por el empresariado agroexportador cruceño--, comenzó la lenta muerte del sacrosanto 21060 instaurado por Paz Estenssoro y su coherente y muy neoliberal última gestión gubernamental (1985-1989).
Los leguleyos y los legalistas dicen que no se puede gobernar por decreto, pero este famoso, que hasta fue número del teléfono celular de Goni (715 21060), tiene vigencia durante veintitres años y gracias al trabajo de masaje comunicacional y psicológico a cargo de los discípulos de Jeffrey Sachs, se nos persuadió que esa disposición sería eterna con el Dios Mercado como tirano gracias a la herramienta de la autorregulación por la oferta y la demanda.
Mucho mercado, Estado restringido y sociedad arrinconada por la exacerbación individualista que señala que existe aquél con capacidad de compra y el que no...que se joda. Así se construyó la "institucionalidad democrática" en estas más de dos décadas y así se jodió modernamente Bolivia y sus sectores historicamente pobres y excluídos en la medida en que la primera parte del decreto elucubrado por el geniecillo de Harvard, entusiastamente intepretado por Goni, y fielmente cumplido por Juan Cariaga, funcionó perfectamente para construir una cultura de la disciplina fiscal (si tienes 5, no gastes 10) y sirvió para detener el desboque hiperinflacionario udepista, pero ya no para generar políticas de lucha contra la pobreza y el subdesarrollo.
La segunda parte de esta historia pensada desde el Consenso de Washington y sus cipayos ya no tuvo éxito porque del control fiscal de la economía a generar crecimiento y redistribución de la riqueza hay un largo camino que recorrer y en lugar de aquello, el gonismo y sus afines ideológicos de la democracia triangular (MNR-ADN-MIR) comenzaron a lotear recursos naturales y empresas estratégicas como la minera y la petrolera (capitalización), que hasta en los países de economía más abierta (la del cobre en Chile o la hidrocarburífera en Brasil) no han renunciado, ni piensan hacerlo, a la propiedad estatal por más inversión privada que exista en la composición accionaria de cada una de ellas.
Este es el marco histórico, económico y político que nos permite vislumbrar la instauración de un modelo económico mixto en que el mercado continuará siendo un referente fundamental, pero acompañado por la intervención estatal en aquellos rubros en los que la magra economía popular nunca fue provista de mecanismos que le permitieran defenderse de los dueños y señores de los medios de producción.
Bolivia dejará atrás el 21060 y vendrá un modelo de economía mixta. La segunda parte de estos apuntes serán el resultado de las disposiciones gubernamentales que seguramente en los próximos días serán anunciadas desde el Palacio de Gobierno.

jueves, 24 de abril de 2008

Derecho a una nueva derecha

José Luis Rodríguez Zapatero, reelecto presidente de España, dijo en campaña que su país tenía derecho a una nueva derecha en franca alusión al conservadurismo desprovisto de ideas nuevas, encabezado por el derrotado Mariano Rajoy del Partido Popular (PP).
A la Revolución Nacional del 52 le faltó incorporar la prioridad de la construcción de una burguesía nacional que sustituyera a las roscas de barones de la plata y el estaño, de la goma y la castaña y hoy día de la tierra y el territorio, y en esa medida, está claro que como dijo el jefe de gobierno español, es necesaria una derecha moderna, inteligente y comprometida con las causas profundas de su terruño.
Se critican mucho los errores del gobierno, pero lo que no se dice es que con esos errores, durante quince meses de gestión masista, no se hizo nada por diseñar y poner en funcionamiento una auténtica propuesta contestataria que permita llenar la casilla vacía que los ricachos (Goni y cía) los cipayos del imperialismo (Tuto y cía) y los iluminados (Mesa y cía) le dejaron a la siempre indecisa y tantas veces desorientada clase media.
Por eso Evo no baja del cincuenta y pico por ciento en las preferencias políticas de los bolivianos. Por eso, aunque se hayan cometido esos errores señalados por la oposición, el único referente político nacional sigue siendo el líder indígena y cocalero, que hasta se ha dado el lujo en las últimas horas de llamarle profesor a Alvaro García Linera y agradecerle por sus enseñanzas, en un gesto de humildad y reconocimiento personalizado que por lo menos a este periodista ha sorprendido.
Con senadores como Roger Pinto que para responder a un ataque del vicepresidente --le llamó bobo a su jefe JKR-- le dice indirectamente maricón, estamos servidos. Un derechón con militancia en iglesia evangélica y discriminador sexual es el portavoz que defiende al ahijado de Banzer que seguramente sigue moviéndose en un insignificante 10 a 15 por ciento en las preferencias políticas de las bolivianas y los bolivianos.
Con ese panorama, Evo puede estar tranquilo. Costas, Tuto y Branko juntos no suman la mitad de lo que es el actual presidente de Bolivia, considerando el desgaste que conlleva el ejercicio del poder.

miércoles, 16 de abril de 2008

El camarógrafo de la Constituyente

Fernando Cola estudió realización cinematográfica en la Universidad de La Plata, su ciudad natal. Se graduó con un documental sobre las marcas y los traumas dejados en los ex combatientes de Malvinas. Tiene sangre mapuche y parte de su familia vive en Los Toldos. Es un futbolero atípico porque no es hincha de cuadro alguno y solo se prende al televisor cuando juega la selección argentina, y vaya que se prende, como un cardiaco absoluto ante el más mínimo peligro de gol.
Conocí a Fernando en junio de 2007 para trabajar en el registro de entrevistas con miembros de la Asamblea Constituyente en Sucre destinadas a un documental sobre el proceso, para su difusión fuera de Bolivia, auspiciado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Grupo Internacional de Trabajo en Asuntos Indígenas (IWGIA) con sede en Copenhague, Dinamarca.
El testimonio que nos dejó temblando por su fuerza y autenticidad, fue el que nos ofreció la constituyente Esperanza Huanca, autoridad originaria quechua del norte de Potosí. Fernando instaló su equipo de trabajo con la minuciosidad con que siempre hace las cosas, en la Comisión Visión de País, con una whipala de fondo que estaba colgada en una pared, activo la cámara y nuestra entrevistada no necesitó más que tres o cuatro preguntas tipo "pie de amigo" para relatarnos su vida pobre, precaria, visitada cotidianamente por el hambre y las carencias. Con su hermosa vestimenta bordada y multicolor, su sombrero blanco con una cinta negra, el relato fue profundo, conmovedor y nos dió la medida de por qué era tan importante avanzar contra viento y marea en el objetivo de cambiar la norma fundamental de convivencia de los bolivianos.
Desde ese día Fernando y yo nos sentimos hermanados con Esperanza. Quisimos viajar con ella hasta Llallagua, pero su recargada agenda nos lo ha impedido hasta ahora. Ojalá que algún día se pueda, se trata de una asignatura pendiente.
Transcurrieron los meses y Fernando que grabó horas de horas en carreteras, comunidades, pueblitos, ciudades intermedias y capitales de departamento se identificó con Bolivia a partir de todo lo que fue viendo y escuchando. Su paciencia y prolijidad para grabar un atardecer de la ciudad blanca o una entrevista en el patio de la Casa de la Libertad me permitió conocer a un profesional a carta cabal, pero sobre todo a un tipo fenomenal, aunque no sea hincha de Boca y ni siquiera de Gimnasia o Estudiantes, los tradicionales equipos de La Plata.
Doy un salto largo en esta historia llena de vericuetos, detalles y coloridas anécdotas para manifestar mi profundo aprecio por Fernando Cola que ha sido secuestrado y torturado, y finalmente rescatado, de las garras de esas aves de rapiña que a título de defender sus grandes extensiones de tierra no conocen Dios, patria, ni ley.
Todo esto sucedió cuando se encontraba en Camiri, trabajando junto a una periodista del lugar, para un documental sobre la vida de los guaraníes, gran parte de ellos en situación de esclavitud y cautiverio.
Fernando escapó, se escondió y en las últimas cuarenta y ocho horas estuvo en una guarnición militar, y por estas horas, seguramente de retorno a Santa Cruz de la Sierra, la ciudad base de su trabajo en Bolivia.
Estuve en contacto a través del correo electrónico con su padre, sus amigos y compañeros de andanzas audiovisuales en la Argentina. Ahora respiran tranquilos. Todos los que apreciamos a Fer estamos contentos que haya retornado entero y con ganas de seguir haciendo cosas. En nombre los bolivianos de bien hay que pedirle disculpas por la gran cabronada que se mandaron esos infelices terratenientes que tienen como único valor en la vida, el dinero, la acumulación y la explotación.

martes, 15 de abril de 2008

Ojos que no ven, corazón que no siente

Qué lamentable lo del Cardenal Julio Terrazas.
¿Dónde vive? ¿Será que piensa que a partir del 5 de mayo Santa Cruz será una especie de reservación india de la que definitivamente nunca más podrán salir a buscar su propio destino los guaraníes cautivos?
Qué lástima para la Iglesia Católica, qué lástima cuando recuerdo a Leonardo Boff, Arnulfo Romero y Luis Espinal, combatientes por una teología de la vida real, identificada con las causas más profundas de Cristo que estuvo siempre junto a los pobres, a los desheredados de la tierra.
Mi hijo Andrés reside en Suiza durante un año y está disfrutando del confort y el acceso al conocimiento en el primer mundo, mi hija Camila hace ballet clásico y por ahora ha decidido una pausa porque las obligaciones de secundaria la dejan sin respiro, mi hijo Santiago toca el teclado, escucha rock, es fanático de Les Luthiers y disfruta de la mejor temperatura del sur paceño y mi hijo Sebastián está en kinder aprendiendo a leer y escribir, enamorado de su profesora Alicia. ¿Le puedo pedir algo más a la vida? ¿Tendría yo derecho a quejarme porque me falta esto o lo otro? Rotundamente no. Lo que quiero es que mis hijos que tienen entre 5 y 17 años internalicen en su cotidianidad que hay jovencitas de su edad que son violadas en el Chaco boliviano sin derecho al más mínimo reclamo, que sus padres viven de lo que les entregan en especies, y sobre todo, que tienen miedo a la libertad porque no cuentan con más referente en el mundo que el del patrón que les da de comer a cambio de su fuerza de trabajo.
Siervos y cautivos tenemos en Bolivia, pero el Cardenal Terrazas, el representante de Dios en la tierra quiere que se los "muestren"...¿como animales de feria? ¿como qué, distinguido representante del Benedicto Ratzinger en Bolivia?

miércoles, 9 de abril de 2008

Una extraña manera de celebrar cien años

8 de abril de 2008, fecha de celebración por el centenario del viejo y querido Tigre, el gran The Strongest. Yo que ando desilusionado con el fútbol de entrecasa, hice la mía: Armé mi agenda del día para tener libre entre las 14:30 y las 16:30, no para salir a las calles de La Paz con la camiseta oro y negro, sino para ver el partido definitorio por cuartos de final de la UEFA Champions League entre el aguerrido Liverpool que recibía a los cañoneros del Arsenal.
Lamentablemente perdió el equipo del francés Arsene Wenger y fueron los de Gerard, el Niño Torres, Xabi Alonso y Krauch dirigidos por el español Rafa Benítez los que se llevaron la clasificación con el 4-2 que supieron conseguir gracias a la estirpe luchadora de estos chicos de la ciudad de Los Beatles, --que juegan el derby (clásico) más antiguo que se conozca frente al Everton-- y a las equivocaciones terminales en que incurrieron los londineses.
Fue un partidazo, con aciertos y dubitaciones cometidos por ambos planteles, con un ritmo trepidante de principio a fin, con lo que debe tener el fútbol: un amplio margen para lo imprevisible y lo sorprendente.
Pases largos, precisos, triangulaciones interminables, disputas inacabables por las pelotas divididas y unas tribunas eufóricas vivando para unos y otros.
Así viví los cien años del Tigre, con felicitación expresada desde ESPN por el Matador Kempes, habitual comentarista de la Champions y que fuera director técnico del primer equipo de nuestro club centenario, a principios de 2000. Así viví el aniversario atigrado, mirando el mejor fútbol del mundo, por emoción y entrega de los veintidos que estaban en la cancha, y porque lamentablemente con la dirigencia actual del club, y en general del fútbol boliviano, resulta imposible avalar unos festejos que por la noche pusieron en evidencia la falta de previsión y la ausencia de criterio: Un estadio Hernando Siles con menos de la mitad de espectadores del aforo que ofrece porque las cosas se hacen sin la anticipación que hoy exige el negocio futbolístico moderno. Asistieron aproximadamente veinte mil personas cuando se debía tener cuarenta y cinco mil, y en lo posible no contra el Alianza Lima del Perú, sino contra un equipo mejor posicionado en su torneo nacional e identificado con el estilo de juego que emparenta a The Strongest con tantos equipos sudamericanos.
El fútbol genera este tipo de comportamientos, un tanto extraños, pero que en alguna medida, compensan lo que no podemos vivir por hoy en nuestras propias canchas.

sábado, 5 de abril de 2008

Hijos de la misma madre

Jaime Paz Zamora, ex-presidente y Oscar Eid Franco, ex operador político de la democracia triangular y pactada, viven hoy de sus rentas, pero muchos de los que fueran compañeros de lucha han adquirido una vigencia y vigor políticos que ponen en evidencia, que con sus luces, sombras, grandezas, miserias y mirsubishis, el partido naranja y azul sigue vivo y dando batalla, desde las trayectorias personales de varios de sus ex militantes:
José Luis Paredes, Prefecto de La Paz, jefe de Alianza para el cambio (?).
Juan del Granado, Alcalde de La Paz, jefe del Movimiento sin Miedo.
Samuel Doria Medina, jefe de la Unidad Nacional, asambleista de la Constituyente.
Carlos Dabdoud, Secretario de Autonomías de la Prefectura de Santa Cruz.
Luis Vásquez, senador por La Paz, por la agrupación PODEMOS.
Carlos Bohrt, senador por Oruro, por la agrupación PODEMOS.
Para muestra esta media docena, y por supuesto que hay más. Los que fueran hombres de izquierda en los 70-80 y emergieran a la vida partidaria con ideales anticonservadores, son hoy actores alineados con el conservadurismo. De esta lista, el más destacado por su participación en el juicio de responsabilidades contra la dictadura de Luis García Meza y por su gestión como Alcalde de La Paz es Juan del Granado. Destaca por encima del resto con nitidez.
Como le decía Umberto Eco en una reciente entrevista a un diario de Buenos Aires "nacemos incendiarios y morimos bomberos."

miércoles, 2 de abril de 2008

El soplón

Tiene que molestarles a los cochabambinos ese muy conocido chiste que dice que luego de perder el conocimieto en lugar de volver en sí vuelven en no. En el caso del despedido vocero presidencial la cosa cierra perfectamete porque además de ser cochabambino, apellida Contreras, y eso se pudo advertirse con nitidez en varias de sus actuaciones como colaborador cercano a Evo Morales.
Se ha ido Alex del gabinete y varios ministros que fueron víctimas de sus infidencias, su falta de lealtad claramete puesta de manifiesto en su carta de renuncia, ahora esperan que su reemplazante, el periodista Iván Canelas, sea muy proactivo y se constituya en un verdadero facilitador de las comunicaciones gubernamentales.
Se ha ido Contreritas y J.R. tiene la cancha despejada para poner a funcionar un aparato comunicacional que contrarresté la inmisericorde arremetida de medios sujetos a los intereses de la oligarquía cruceña y de su comité cívico. Se ha marchado el que fuera perro del hortelano en el espacio de las comunicaciones y la gestión informativa guberamental y que controlaba con arbitrariedad y pésimo criterio la televisión boliviana, la radio oficialista Patria Nueva y la Dinacom que todavía jefaturiza Gastón Nuñez.
Soplón, mala leche y desleal con el amigo que lo nombró y protegió en estos veintisiete meses de gobierno, Alex Contreras, vuelve a la calle y como bien dijo un filósofo paceño, en la bajada nos vamos a encontrar todos. Yo lo espero en la esquina Potosí con Socabaya para decirle que se lo tiene bien merecido, por incompetente, pero sobre todo por inconsecuente.