martes, 24 de marzo de 2009

El mentiroso "periodista" de La Prensa

A Carlos Morales le gusta mentir. En realidad necesita hacerlo. Ha sido recientemente nombrado director del diario La Prensa que forma parte del grupo Lider que encabeza El Deber de Santa Cruz de la Sierra, propiedad de la familia Rivero Jordán.
Morales ha puesto en problemas a su periódico acusando al presidente Evo Morales de haber dado "luz verde" para el paso de unos camiones de contrabandistas. Hasta ahora no lo ha probado, y así como en este tema, también mintió acerca de mi nombramiento como Director Nacional de Noticias de canal 7, cargo que ejerzo desde el pasado 11 de febrero.
En la emisión de mi programa "Bolivia piensa" del lunes 23 de marzo, denuncié a Morales y el individuo no tuvo mejor idea que intentar contraatacar con parte de mi currículum profesional. Es decir, Morales no contesta mis sindicaciones, sino que usa parte de mi trayectoria --falseada y adjetivada por si fuera poco-- para sacudirse de la incomodidad que ya le debe estar produciendo el tener que comparecer ante un Tribunal de Imprenta por su irresponsabilidad y falta de ética.
En los cruentos días de la Guerra del Gas (octubre de 2003), pocos días antes de la caída de Sánchez de Lozada, Morales fue uno de los redactores de La Prensa que minimizó la muerte de las primeras 26 personas que cayeron resistiendo las arremetidas del Ejército masacrador de entonces.
Morales es un neoliberal y un personajillo de derechas, y ahora, para marear la perdiz e intentar pringarme, me acusa a mí de gonista y neoliberal. Y para terminar actúa como García Meza que quiso involucrar a las Fuerzas Armadas para defenderse del Juicio de Responsabilidades que finalmente lo llevó a Chonchocoro...de la misma manera, este súbdito argentino, quiere involucrar a los medios de comunicación en general en un asunto que es exclusivamente con el diario al que ahora dirige.
Mentiroso, calumniador, y cobarde. Ese es el jefe periodístico en La Paz que tienen los patrones Rivero Jordán, respetables militantes de la Media Luna.

domingo, 15 de marzo de 2009

El ego de este periodista

Odio y combato el ombliguismo de Carlos Mesa, el victimismo de Victor Hugo Cárdenas, la autoridad "técnica" de Doria Medina, la imbecilidad obsesiva (con Chávez y el chavismo) de Tuto, la invariable media sonrisa de muñeco de ventrílocuo del senador pandino Roger Pinto...aborrezco terratenientes que, como Marinkovic, dicen haiga en lugar de haya. Me provocan lástima los bien pensantes e ilustrados ahora cada vez más cercanos a la sensatez de la derecha, que a los sueños de la izquierda con los que alguna vez también soñaron.
Y en esta jungla, me toca ahora estar a tiro porque desde marzo de 2008, luego de cinco años de ausencia, aparezco otra vez para hacer periodismo televisivo y francamente, en lo estrictamente personal, en lo más íntimo, preferiría ser un desconocido muy alejado de este mundo del espectáculo.Agradezco, eso sí, los gestos bondadosos y solidarios de quienes se me acercan en la calle, de quienes creen que mi trabajo tiene un valor para la gente, eso que los jesuítas me enseñaron desde la escuela y que se traduce en el lema muy jesucristiano de "amar y servir".
Periodista, en televisión y como para quedar más expuesto todavía, casado con una ministra de Evo Morales (ahora ex ministra), relación de la que ya he escuchado cincuenta mil versiones delirantes, y que nada tienen que ver con mi realidad privada y familiar.
Todos los seres humanos, para situarse en el mundo, necesitan de una autoestima, de unas convicciones en lo que hacen. Yo tengo las dos cosas, pero no confundo el hecho de ser más o menos conocido con ser "famoso" como dicen despreocupadamente algunos. Famosos son los hombres de los negocios del entretenimiento --el cine, la música, el fútbol, el circo, etc.--, y los periodistas como éste, solamente conocidos, muchas veces reconocidos y otras, rechazados y cuestionados.
Con este contexto, quiero decir que mi más grande empeño diario es el de trabajar con mi palabra y mis textos por un país en el que todos estemos, y no como hasta ahora, solo algunos. Todos estemos quiere decir que todos podamos ir a la escuela, comer tres veces al día, tener una vivienda con energía eléctrica, agua potable y mejor si también "comer caliente y dormir con alguien" como decía Camilo José Cela.
Para todo eso, ejercito a diario el compromiso que me he planteado como forma de vida con mi familia, una mujer a la que amo con la ilusión de un jovenzuelo de 18 y a la que respeto por su extraordinaria capacidad intelectual y su entrega a las causas por las que lucha desde su identidad femenina y su conocimiento de las tierras bajas bolivianas...y de mis hijos qué decir: Me iluminan y me sorprenden todo el tiempo y así hago las cosas que hago como periodista con más convencimiento todavía.
Así que no me creo inmortal, ni me confundo pensando que pude descubrir la pólvora sordomuda. Soy un periodista que cree firmemente en el trabajo que hace y punto. Me interesa que con mi palabra quienes me escuchan y ven consideren que están debidamente informados...y aunque a algunos les parezca poco, eso es lo que en realidad un periodista de pura sepa debe perseguir en su trayectoria profesional.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Bolivia piensa

"Bolivia piensa" es el programa de televisión que conduzco en canal 7 Televisión Boliviana. El ciclo arrancó el lunes 2 de marzo y pretendemos que concluya el miércoles 30 de diciembre.
A partir del lunes 16 de marzo lo produciremos y emitiremos desde los estudios de la ciudad de El Alto.
Todos quienes siguen este blog están invitados a sintonizarnos los lunes, miércoles y viernes de 22:00 a 23:30.