martes, 26 de abril de 2011

Este blog cumple cuatro años

Comencé el 26 de abril de 2007. Tengo archivados doscientos artículos de los cuales una buena parte están referidos al proceso político vivido con la llegada de Evo Morales al gobierno y con el triunfo de la nueva Constitución Política del Estado. También pueden encontrarse textos sobre hechos mundiales significativos y algunos sobre fútbol, esa inagotable fuente de escritura y especulación.

En este tiempo me ha sucedido de todo: Desde una participación periodística televisiva muy intensa entre 2008 y 2009, hasta un atraco que me despachó al quirófano y me condujo a empezar a mirar y actuar con algunos recaudos.

He publicado una gran cantidad de comentarios que van desde la reflexión teórica hasta el machismo más salvaje y execrable con textos invasivos a mi vida personal.

Uno se expone a recibir opiniones de todas las cataduras en un espacio como éste. Voy a continuar y ahora voy en camino de la diversificación de los servicios. Haré un blog con vínculos, fotografías, espero que casi diario. Será a partir de julio. Gracias a los que consideran este lugar un referente informativo y de lecturas de los aconteceres. Sigo llevando el periodismo en las venas.

viernes, 15 de abril de 2011

¿Informados o cultos?

Cultos eran nuestros abuelos con su morral enciclopédico desprovisto de muletas tecnológicas como las de hoy. Eran hombres versados en materias específicas, pero seguramente con una respetable "cultura general". En la era del Internet, el ipod, los celulares, la simplificación del tiempo para acceder a la información ha permitido ensanchar los espacios. En menos tiempo diario que el de antes, podemos acceder a una mayor cantidad de datos en simultáneo.

El terrícola cuando posee las coordenadas necesarias es un hombre informado en multidimensión y tiene facilidades hasta hace veinte años inimaginables de profundizar los temas que le permitan comprometerse con el planeta o ponerse a resguardo de él, según como entienda su presencia en el mundo.

Japón y su triple desastre --terremoto/tsunami/radiación atómica, Libia y el sátrapa Khadafi, Perú y el triunfo de Humala, sigo esos temas a través de la red y la televisión internacional, pero como los tres temas son igualmente importantes según mi óptica, me abstengo, por hoy, de opinar hasta que se diluciden los acontecimientos . No soy culto, ya no puedo serlo con la nueva velocidad del planeta, pero sí me obligo a ser lo mejor informado posible, por oficio y porque no creo en el individualismo que tritura los lazos y la solidaridad.