jueves, 11 de septiembre de 2008

Goldberg go home (Primera parte)

En la página web de la red ERBOL se pueden leer los antecedentes que para el gobierno dieron lugar a la declaratoria de persona non grata de la que se ha hecho merecedor el embajador Philip Goldberg que como disciplinado funcionario de carrera diplomática debe estar preparando minuciosamente las valijas para retornar a Washington.
Al vocero de la derecha cívica de Santa Cruz, Cayetano Llobet, le faltó en su análisis la consideración acerca de cómo, según este puntilloso informe publicado por ERBOL, el operador de Kosovo y hoy operador/financiador de la mal llamada Media Luna, indujo a Tuto Quiroga a aprobar la realización del referéndum del 10 de agosto, en tanto sus cálculos le indicaban que la revocatoria del mandato presidencial era un hecho consumado...y en política como en el fútbol, el partido sólo termina cuando se acaba y el pitazo final indicó Evo 67, Opositores (todos juntos) 33.
Parece que Goldberg confundió los escenarios (confió mucho en su eficacia separatista concretada en Kosovo) y creyó que en Santa Cruz como cabeza regional de la derecha cívica y terrateniente, hay astucia política suficiente como para intentar derrocar un gobierno. Si se mira la historia, esa derecha sólo ha sabido utilizar un método para tumbar regímenes y ese método tiene que ver con el uso de la fuerza y de la violencia, cosa que permitió a Banzer, las Fuerzas Armadas, el MNR y la Falange inaugurar una dictadura civil militar entre 1971 y 1978.
Violencia sin estrategia política es un suicidio, y eso es lo que Costas, Marinkovic y compañía están haciendo: cortarse las venas para que en el climax de acumulación de ira popular en este otro lado de Bolivia, y más allá del cuarto anillo de Santa Cruz de la Sierra, el CONALCAM y las Fuerzas Armadas estén suficientemente potenciados, pero sobre todo legitimados, para recuperar las instituciones tomadas y saqueadas, y para ajustar cuentas con quienes persiguen, patean y apalean collas en las inmediaciones de la plaza 24 de septiembre.
Se ha sabido en las últimas horas que hay muertos, y para variar, los muertos los han puesto las organizaciones indígenas-campesinas, esta vez en Pando. En otras palabras, los muertos que necesitaba Costas no se han producido, mientras que los cuatro de Cobija son para decirlos sin vueltas...indios. Traducción final: Evo ha demostrado ser un político aventajado que le ha ganado a la torpeza homogeneizante del embajador, que nunca comprendió que en América del Sur, las trayectorias de rebelión y levantamientos populares tenían que desembocar en la construcción de una estrategia de poder, al extremo de tener a los militares, por fin, del lado de los historicamente excluídos que suman más del 60 por ciento de la población.
El gobierno está en el proceso de no aparecer más como beligerante y por eso permitió la toma de canal 7 sin que medie resguardo alguno y todo lo que había allí fuera a convertirse en cenizas luego de que ordas narcotizadas-alcoholizadas hicieran su trabajo. Si algo es imposible para las huestes prefecturales y cívicas es tachar de represor a este gobierno. Han sido los policías y los militares, parte del conjunto de víctimas de esta violencia carente de sentido político...una cosa fue la violencia organizada de El Alto para tumbar a Goni y otra es la violencia callejera de pandilleros que salen a la calle sin brújula profiriendo ¡autonomía!, y que no responde a otra cosa que a una paga diaria para cometer destrozos y partir algunas cabezas.
La pregunta es dónde está el límite para todo este asunto maquiavelica y lucidamente administrado desde el poder político con base de operaciones en La Paz, que persiste en la lógica de actuar sobre los errores cometidos por el adversario y aparecer como dialogador y víctima. El precio, claramente, es muy alto. El precio es el estado de indefensión en el que se encuentran muchos y muchas que se han comprometido a defender el proyecto político que debería desembocar en la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado en enero de 2009.

Nota de edición: Hoy 15 de septiembre inserto la siguiente actualización: Los muertos son alrededor de treinta, los desaparecidos más de cien, el Estado de Sitio y la consecuente toma militar de Cobija arroja como primeros resultados el allanamiento de domicilios particulares en los que se encontró armamento militar.

2 comentarios:

Javier R. Romero F. dijo...

ES importante que sigas en la TV y la Radio y cumplas tu rol como comunicador, nos hace falta. no te olvides visitar mi Blog http://javieromeroflores.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Toni:
Claramente era la única opción del bando perdedor patear el tablero y optar por la violencia: ahora, las redes televisivas (teledirigidas) nos muestran al "país convulsionado", la "inminente guerra civil"; como cereza a la torta la "casi segura" ruptura de relaciones con U.S.A. por las medidas adoptadas contra el embajador y al crispado Roberto De la Cruz pidiendo armas para ir a Santa Cruz, en suma el caos total.
Yo me pregunto, y le pregunto.
¿Vamos a ganar? (me refiero al proyecto indigenista-descolonizador), y en caso que sí, a que costo?.