lunes, 11 de febrero de 2008

La ciclotímia de Evo

Un estadista debe poseer la capacidad para la mirada infinita y evitar en lo posible caer en la tentación de la declaración acalorada, producto de los condicionamientos que genera el auditorio de turno, resultado de la presión de una agenda repleta y cruzada.
Evo Morales les abrió los brazos a los Prefectos opositores, produjo dos maratónicas reuniones poniendo en práctica el consejo de Lula: "Paciencia"...hasta que la cercanía de los carnavales y la recarga de expectativas y demandas contrapuestas, entre otras cosas, producto de los desastres desatados por las lluvias y en general por el cambio climático, activaron un cortocircuitio que sitúa a la Bolivia política, otra vez, en estado de indeterminación y con las compuertas abiertas para la confrontración que habrá de caracterizar 2008 como lo anticipé en análisis pasados.
Es notable y cada vez menos comprensible la falta de consistencia emocional del presidente, de la que dependen cada vez más las decisiones gubernamentales. Con la incapacidad de YPFB para cumplir con los volúmenes de gas acordados para la exportación hacia Argentina y Brasil, las alteraciones ambientales que provocarán las pérdidas en materia de ganadería y agricultura, la inflación y la ambivalente relación con los Estados Unidos, la administración del Estado será tremendamente difícil este año. Y si a esto le añadimos la falta de sistema, equilibrio y constancia presidenciales, la cosa será más difícil todavía.
Con este panorama la derecha se empeñará con más ahinco en generar desgaste y deteriorio en la imagen de Evo. Quieren tumbarlo por la vía institucional y ahora encaran la cosa a través del intento de provocar choques con el Vicepresidente García Linera.
Este cuadro expone al gobierno en un tremendo estado de indefensión, y como hasta ahora no sabe de qué manera encarar una eficaz estrategia de comunicación y medios masivos, la cosas se le viene más qué difícil. Tiene que ser muy amargo perder por errores y mediocridad propios antes que por virtudes o talento ajenos.

3 comentarios:

El Llamero Solitario dijo...

Julito:

De dónde saco esa frase tan bonita -Evo Morales les abrió los brazos a los Prefectos opositores, produjo dos maratónicas reuniones poniendo en práctica el consejo de Lula: "Paciencia"-, de ABI?
Pues no hace falta ser intelectual, politólogo o aficionado a meter el dedo donde no le importe, para darse cuenta que al Sr. Morales no le quedaba otra que abrir la puerta del palacio a los prefectos porque las papas le quemaban y le queman,y porque la gobernabilidad se le está cayendo a pedazos, lo peor de todo es que no tenía ni la menor idea de lo que estaba sucediendo, para mí lo unico rescatable del "diálogo" es que el presidente se dio cuenta que tiene una punta de "infradotados mentales" como usted llama a los boludos, por ministros y/o consejeros, pero lo mas lamentable es que no los eche del entorno presidencial de un puntazo por ineficientes y mentirosos.

Es cierto que es casi incomprensible la falta de inconsistencia emocional del Sr. Morales, pero no es de ahora ni es un gran descubrimiento, si en nuestro país se dieran las cosas de otra manera el presidente tendría que dar la cara ante el congreso y otras instancias, a raíz de su incorregible verborrea.

Si tomó a la ciclotimia como trastorno mental, creo que se encuentra equivocado en el concepto, pues la ciclotimia es un trastorno cerebral LEVE, caracterizado por la alternancia de excitación y depresión del ánimo, supongo que lo que quiso es decir es "trastorno bipolar" consistente en cambios en el estado de ánimo que oscilan entre dos polos opuestos (muy facil de confundir entre los dos términos asi que aplico el beneficio de la duda), pues así lo veo yo que no soy un psiquiatra ni psicólogo, característico de nuestro mandatario que a todo dice SI y termina con un hecho radicalmente diferente.

Julio Peñaloza Bretel dijo...

La bipolaridad es doble personalidad, la ciclotímia tiene que ver con cambios abruptos, desconcertantes, de estados de ánimos.
Es ud. un fanático de mi blog y va aprendiendo a anteponer los criterios que sus fijaciones y prejuicios contra mí.
Gracias

El Llamero Solitario dijo...

bueno, veo que tomó la ciclotimia como debe ser y no como había pensado yo, pero creo que la bipolaridad también es un trastorno que tiene nuestro gobernante. No soy fanático de su blog, pero de vez en cuando me doy una vuelta para ver los comentarios que escribe y de paso invitarlo a visitar el mío, se dará cuenta que no tengo fijaciones ni prejuicios contra nadie. Simplemente son puntos de vista que son expresados por este medio.