sábado, 3 de noviembre de 2007

Fútbol

Me he calzado unos zapatos
pertenecientes al maestro,
negros, clásicos, lisos

Desprovistos de solemnidad
conducen mis pies por los senderos
de la templanza,
sin que yo lo advierta,
luego de haber protegido
los pasos de mi padre

Padre mío
caminante sin pausa
que despertaste
poco antes de emprender
el último viaje
con una pregunta de gradería
por el equipo de tus amores

A la memoria de Julio César Peñaloza Cabezas --14 de julio de 1921-4 de noviembre de 2005-- amante de la música y empedernido hincha de la vida.

1 comentario:

peyote dijo...

en todo caso, que calzar tambien la vida a medida, simpatico homenaje.


Saludos.