domingo, 5 de agosto de 2007

Erase una vez un país poblado de invisibles

Estoy en Sucre hace quince días. He entrevistado a diecisiete constituyentes para un documental que se difundirá fuera de Bolivia seguramente a partir de mediados de 2008. El sol del Cabildo de La Paz me ha destrozado la cara. Las apreturas de la marcha sucrense por la reivindicación de la capitalidad me han dejado sin respiración. La Cumbre Social indígena campesina me ha entregado una realidad contundente e irreversible: Nunca más los pobres de Bolivia volverán a la invisibilidad a la que fueron condenados por los ricos, los ilustrados y los indiferentes e iletrados clase media.
Nunca más los indígenas de Bolivia dejarán de hacer escuchar sus opiniones y sus demandas. Nunca más, a partir de las guerras del agua y del gas esconderemos a los morenitos, bajitos, ignorantes que no pronuncian correctamente muchas palabras en castellano, nunca más desaparecerán de la faz de la adormilada cotidianidad de las ciudades.
Aquí no me interesa hablar bien o mal del Presidente. Tampoco me parece relevante decir si el MAS es cada vez más o es menos. Lo que si me interesa destacar es que en Bolivia la gente ha comenzado a participar en la vida de lo que debe ser el Estado, de como hay que reconfigurar el mercado y cuánta necesidad hay de pensar y hacer cosas por nosotros mismos, eso que de manera abstracta llamamos sociedad.
Si Evo alienta la confrontación, Branko es un ladrón de tierras, Alvaro es un maquinador de un supuesto marxismo indigenista, es materia para un análisis que no cabe aquí, y aquí de lo que trato es de mis pulsiones, de cómo uno puede aprender tanto con gestos aparentemente irrelevantes, insignificantes.
Estoy viviendo con intensidad este proceso constituyente, aunque la nueva Constitución no necesariamente refleje este profundo y revelador proceso que por lo menos a mí, me permite verificar que se pueden tirar a la mierda los fantasmas y los resquemores, los paternalismos y "lecturas" periodísticas como la de mi querida amiga Marcela Roca que ha escrito en su periodiquito "El otro", "18 meses de sobresaltos" combinando el uso de ciertos datos con algunos latidos seguramente exteriorizados en alguna charla de café con amigos de la avenida Montenegro de La Paz.
Lamento tanto que a Marcela y a todos los lechines que asesoran a todas las caincos, les de tanto miedo lo que está pasando en Bolivia. Que se sientan amenazados y que encima exhiban la osadía de decir que "los indígenas que van allá sólo para ganarse unos pesos" con referencia al desfile del 7 de agosto en Santa Cruz de la Sierra. Una cabronada de este calibre podía esperarla, pero no de Marcela. Cuando la vea, le voy a pedir las pruebas de su brutal afirmación, esa que pone en evidencia una violencia más brutal que la denunciada en su lamentable texto, la del que cree que sabe y nunca ha dormido con hambre debajo de lo que ella misma llama "hotel mil estrellas."
Yo lo que haré es tratar seriamente de registrar periodisticamente esto que viene sucediendo en Bolivia y que definitivamente está conmocionando nuestras entrañas. A unos les da ganas de saber más, a otros les da pánico. No están acostumbrados a que ahora, todos sean visibles y sus voces se escuchen con gran respeto más allá de nuestras fronteras.

12 comentarios:

Mario Ronald Duran Chuquimia dijo...

Señor Peñaloza:
usted sabe el numero de ONGs y el monto de dinero que gastan para "ayudar" a la AC de nuestro pais? un saludo

Julio Peñaloza Bretel dijo...

Mario:
Yo sólo puedo hablar por una sola, por la que conozco, el CEJIS que se dedica al asesoramiento técnico en tierra, territorio y derechos humanos. Te garantizo que los recursos con los que cuenta son tremendamente limitadosu y que por ejemplo en Sucre tienen a una sola persona participando con sus criterios en todas las instancias organizativas del Pacto de Unidad. Los dineros de las oeneges son de las más variadas procedencias. Sé de Intermon, la fundación Tierra, Oxfam, Ivis-Dinamarca.
Yo trabajo para el Grupo Internacional de Trabajo en Asuntos Indígenas (IWGIA) para el que he editado el primer número de la revista "Asuntos Indígenas" y el anuario "El mundo indígena 2007". Lo de las oeneges se está convirtiendo en leyenda.
Yo recuerdo que un sólo académico -uno solito ojo- fue el asesor para la redacción del 21060, el harvardiano Jeffrey Sachs y en ese tiempo era venerado por la clase política gobernante. Gracias por escribir.

pepe arteaga dijo...

señor peñaloza su travestismo político es repulsivo y asqueroso. Desde cuando es "amigo" de los "indios"? cuando dejó de ser gonista? ya no es amigo del goni y del zorro genocida? me puede explicar porque se ha dado la vuelta como tantos otros? no fue por sus amistades gonistas por las que entró a PAT, a la Federaciòn de fútbol en tiempos de Goni? no tiene verguenza propia? poqrue se aprovecha de los indígenas?

Andrés dijo...

Estoy de acuerdo con la sinceridad y lucidez del señor Arteaga. Varios exgonistas, como usted, como el señor Gustavo Guzmán, como la periodista Amalia Pando, entre muchos otros, han girado del discurso modernizador emenerrista y han colgado su discurso y sus intereses particulares en los ponchos de la exclusión. Ustedes son los parasitos del poder, como no pueden llegar a él se suben a cualquier plataforma que les aviente alguna migaja. Así que su defensa de los "invisibles" no hace más que demostrar su evidente necesidad de protaGONISMO. En otras palabras, basta de demagogia de ONG.

Andrés Martínez
ojoporojoster@gmail.com

Julio Peñaloza Bretel dijo...

Arteaga y Martínez:
Ustedes son los típicos. Los que hablan sin fundamento alguno. Por respeto a mis lectores voy a contestarles: Nunca fuí gonista --trabajé un año, en el primer gobierno de Sánchez de Lozada-- en el ministerio de Gobierno. Entonces fueron ministros Sánchez Berzaín, Canelas y Anaya.
Segundo: Entre noviembre de 2002 y octubre de 2003 fustigué desde "El Pentágono" (P.A.T.) con absoluta dureza y claridad al propio Goni, Teodovich (Macorovich ¿se acuerdan?), Sánchez Berzaín, Gasser. Fuí frontal e implacable. Todo ese material está grabado. Así que una cosa es haber sido funcionario gubernamental y otra ser militante de algún proyecto. En cuanto a los "indios": Comencé a trabajar en este tema en 2002, cuando junto a Freddy Morales empezamos en el mismo programa televisivo a denunciar los abusos del latifundio improductivo y especulador del oriente boliviano. Ultima: El 12 de diciembre de 2007 se intentó agredirme en "masa" por criticar a la Unión Juvenil Cruceñista y al Comité Cívico Pro Santa Cruz.
En cuanto al fútbol: Fuí a trabajar con Guido Loayza porque se requería un periodista ajeno al área deportiva. Luego de esto, hice cuatro libros sobre el tema y escribí una columna en el diario La Prensa durante cinco años.
Yo he hecho cosas en mi vida profesional señores, si es que así se les pudiera llamar. Para afirmar algo es necesario estar debidamente fundamentados, y ustedes para leer esta columna que se basa en datos, necesitan leer mucho, para comenzar algún manual que puedan prestarles por ahí acerca del sentido común.

Julio Peñaloza Bretel dijo...

Una más: No estoy en el poder. No trabajo en el gobierno. Soy un periodista independiente que paga un espacio en radio Fides. Quisiera saber si tienen la valentía de decirme estas cosas a la cara. Mi mail es leonardobretel@gmail.com. Quiero ver si se atreven. Lo dudo.

José dijo...

Señor Peñaloza, ¿no le basta con ser un gonista disfrazado por
muchas palabras vacías y huecas que use? ¿ahora también es censor en su propio blog? ¿porqué ha borrado el "post" de la señorita Susana donde una vez más
quedaban al desnudo sus verguenzas políticas e incluso personales?
alguien aparte de usted se cree sus propias mentiras y manipulaciones? ¿de
verdad cree que la gente es idiota y que años y años de amistad con
el "Zorro" Berzaín se pueden borrar con un par de declaraciones en el Pentágono?

Su marginación de los medios (comprar un espacio en Fides no hace más que
ratificar este aspecto) habla muy bien de la inteligencia de las audiencias que están cansadas de personajes como usted, figuretis y parásitos, anacrónicos y pasapasas.

A este paso, lo único que va a poder escribir públicamente es suepitafio.

Julio Peñaloza Bretel dijo...

Es usted tan ignorante individuo que no sabe que es imposible borrar los comentarios con nombre y apellido y verificación de correo electrónico. Dígale a la señorita Susana, que supongo es su amiga, vuelva a enviar su texto. Aguantaré lo que venga, insultos, inexactitudes, calumnias, y textos propios de subnormales profundos como usted.
Argumente individuo. Este blog es para gente que argumenta, esa es la idea, pero bueno, aquì tenemos su lamentable texto y como verá usted nadie lo ha borrado. Sigue ahí vivito y coleando, gritando a los cuatro vientos su mediocridad.

Carlitos dijo...

La ignorancia es insolente dicen por ahi, Julio, y no es patrimonio exclusivo del analfabeto, sino peor, es privilegio del reaccionario. Solo una cuenta superficial de los términos usados, todos ridiculos, sino graciosos, tanto por los que colgaron los post, como de usted, hacen ver una realidad dramática en nuestro país: "De que no se necesita ser una persona pública para desnudarse en las actitudes reaccionaria e intolerantes" No puedo dejar de observar la actitud nihilista y hasta vanidosa de su Post, señor Julio, es desde todo punto de vista admirable la labor periodistica que realiza al hacer un documental que es necesario en medio de tanto "oscurantismo mediatico", pero su "Nirvana Indigena" no condice con lo que debiera ser un compromiso común del pueblo boliviano y que usted, inconcientemente desvirtua, por no sostener su posición con argumentos y razones, sino con experiencias trascendentales indigenas, una especie de "climax" y "despertar" a la realidad de los invisibles. Le vendría bien una actitud menos emocional y más análitica.

Carlitos dijo...

Ah y sobre los que lo "fusilan", se ha preguntado usted señor Julio ¿Por que no comentan lo que escribió en el Post? Le han dicho de todo, le han recordado, e interpretado su vida y hasta a sus amistades, pero al final no dijeron nada sobre lo que escribió. Hablaron de ONG's, de GONI, de todo menos de lo que colgó en el Post ¿Po que? Por que la única forma de invisibilizar un tema, como la Cuestión Indigena, es desvirtuar, destruir la fuente. No es que no sepan del tema, es simple y brutal "racismo", pues una reacción como esta, solo desnuda el profundo rencor de clase, verguenza de origen y una "mentalidad colonial alienada abigarrada" pues solo fueron respuestas reaccionarias y vaciadas de cualquier contenido argumentativo, por que no se argumenta nada, solo se ataca al Otro, que visibiliza un asunto delicado y que muchos, como los que lo rebolcaron, quisieran hacer desaparecer del debate.. y hasta parece que evaden el tema por que les dá urticaria solo de hablar del Indigena, solo así se puede explicar opiniones tan reaccionarias hacia una opinion de un ciuadano, en este caso usted señor Peñaloza. Un abrazo!

Julio Peñaloza Bretel dijo...

Gracias Carlitos.
Lo único que hago como periodista es informar y difundir temas vinculados a los asuntos indígenas. Sigo muy cuidadosamente a Xavier Albó, no me dejo engañar por algunos dirigentes vividores que en nombre del indigenismo trafican cualquier cosa para vivir en los privilegios de la representatividad.
Estoy de acuerdo en que pude haber sido muy emocional y hay que caminar por senderos más analíticos. Ya les contaré acerca de nuevos datos. Me estimula que este blog esté comenzando a ser leído.
Muchas gracias.

Carlitos dijo...

Sobre esto de la Problemática Indigena Julio ¿Que se esconde detrás de la demanda por la Capitalía Plena?¿Se habrá dado cuenta aquel Constituyente que metió el tema de la Capitalia Plena por debajo de la mesa de las comisiones, a cambio de apoyo a la demanda Autonómica, el problemón en el que nos metía? Este tema nunca estuvo ni siquiera como propuesta en la agenda de los Constituyentes de Sucre, se sabía que la demanda cobró fuerza desde que los congresistas decidieron secionar en Sucre el 2004 o 2005, no recuerdo. Pero se maduraba como propuesta para un eventual Referendum Nacional, así como el de las Autonomías Departamentales, curso democrático natural para una propuesta de esta naturaleza. ¿Pero por que se metió la demanda en la Asamblea Constituyente? Casualmente desde que surge la demanda de Autonomías Indígenas, en contraposición, aparente, a las Autonomías Departamentales. Y es que es iluso, sino en extremo reaccionario, intentar separar estos dos temas que están, en el fondo, intimamente relacionados. El apoyo y las relaciones casi carnales del los comites civicos de la Media Luna (que al parecer dejaron de ser instituciones civiles y pasaron a ser agrupaciones políticas) a la puesta en agenda de este tema en la AC, repito no por iniciativa de los Constituyentes de Sucre sino por la iniciativa particular de un Constituyente, hace notar varias cosas:
a) Los comités civicos de la Media Luna siempre han negado la naturaleza Originaria y Plenipotenciaria de la Asamblea Constituyente (naturaleza originaria y plenipotenciaria impuesta por el MAS, que como la cualidad de “derivada departamentalmente” del Referendum Autonómico, responde a intereses netamente político-sectoriales) y reivindicado su naturaleza derivada de la actual Constitución Política del Estado. Surge el tema de la Capitalía, y como por arte de mágia, cambian de discurso y ahora sostienen como fundamento de la demanda la cualidad de Originaria y Plenipotenciaria de la AC, funcional a ese particular interés.
b) A la propuesta de Autonomías Indigenas, Provinicales y/o Regionales, pero principalmente la de Autonomías Indígenas y la propuesta de un Estado Plurinacional que la sostiene, se contrapone la del Estado Autonómico Social Democrático de Derecho, o algo por el estilo, de la minoria en la AC y reivindicada por los comités civicos de la Media Luna y algunos prefectos, que no es sino la reproducción de la anterior Constitución, pero con uno que otro “maquillaje” de pluralidad e interculturalidad aparente, que evidentemente no es aceptado por los movimientos sociales y los masas indigenas, al considerar esta como un propuesta sectorial y excluyente (aunque la misma apresiación podría hacerse de la propuesta del MAS), pues no se desmontan los mecanismos de exclusión inherentes a la actual Constitución Política del Estado y que han generado la crisis de la cuál no podemos salir hasta ahora.
c) La Autonomía Indigena, campaña mediatica mediante, aparece como la “amenaza” a la Autonomía Departamental generando entonces una suerte de confrontación entre los que sostienen estas posiciones, pues evidentemente la Autonomíua Indigena restará poder político y administrativo a los eventuales Gobiernos Departamentales y Comités Civicos. En otras palabras “si tenemos que compartir la golosina… no la queremos” y aparece un torpe Estatuto Autonómico que nos causó, sino verguenza por los llamamientos a muerte civil y control de la migración interna, por lo menos una descepción de los que apostamos al SI en el Referendum Autonómico.
d) Tantos y tan variados intereses sectoriales afectados por la propuesta de Autonomías Indigenas, Provinciales y/o Regionales generaron una espiral de miedo, construido a traves de los “medios de (in)comunicación”. Entonces un Constituyente introduce la demanda de Capitalía Plena, por debajo de la mesa, en algunas comisiones, forzando a los Constituyentes de Sucre y a la minoría a secundarla y eventualmente apoyarla.
e) ¿Por que las autoridades de Sucre que reivindican la Capitalía Plena no plantearon un Referendum Nacional para resolver este problema. Considerando que algunas instituciones en Sucre hace por lo menos tres años maduraban esta idea en la sociedad civil, especialmente en las universidades? Incluso se decía que el Congreso y los poderes no deberían tener sede fija y que el Congreso debía secionar en cualuqier lugar del país, al no ser patrimonio exclusivo de una región. En Cochamamba incluso se propuso que no debería existir una Sede de Gobierno fija, sino que debería considerarse la “residencia” de los poderes como “itinerante”. El caso de Chile, donde las seciones son en Santiago y también en Valparaiso sirve de antecedente. En cualquier caso la “residencia” de los poderes del Estado no puede ser un tema que se Constitucionalice, por que inmediatamente se cierra la posibilidad de que otras regiones reivindiquen su derecho de ser sede de algún poder del Estado.. y se necesitaría otra AC para considerar un cambio de sede de algun poder.. o peor se necesitaría, me pregunto, como ahora ¿otro conflicto de estas caracteristicas?. Lo que se esconde detras de todo esto no es sino el interes de algunos sectores minoritarios por imponer un tipo de Autonomía funcional a sus intereses de clase, negando cualquier otra forma de Autonomía que afecte a sus interes económicos y políticos inmediatos. Lo triste es que se haya genrado una espiral de rencor y resentimiento entre los bolivianos para sostener propósitos tan mezquinos.
f) Imponer la Capitalía Plena en la AC, traerá concecuencias imprevisibles para nuestro país, por que si así fuera entraría en el informe por minoría, y entonces se amarraría la forma de Estado de la minoría a la demanda por la Capitalía Plena y si es así en el Referendum que se convoque habrá una región que no aceptará el resultado y entonces estaremos frente, ahora sí, y por el capricho de unos pocos, frente a una conflicto muy grave que podría dividir Bolivia… ¿O será que es eso lo que algunos están buscando?