miércoles, 16 de marzo de 2011

Sismo en el Imperio

Querían embadurnar a Evo Morales con los negocios del Gral. Sanabria. Para tal propósito, resultaban muy útiles los pasos en falso y las torpezas de operadores criollos, poseedores de poder político circunstancial. Fracasaron otra vez porque los antecedentes de Huanchaca, el narcoavión y los narcovínculos son demasiado contundentes frente a esta tontería cometida parece que por un aprendiz y no por un experto en inteligencia y lucha contra el narcotráfico.
El sismo en el Imperio es de baja intensidad, pero sus réplicas se multiplican. Es probable que en el Departamento de Estado, en el Pentágono, en la CIA, USAID, DEA y demás agencias, ya esté claro que América Latina no es el oriente musulmán, el Africa famélica o el Asia de los tigres hipercapitalistas como la China que en nombre de la mundialización industrial y comercial ha metido bajo la alfombra su sórdida y sistemática violación a los derechos humanos. Comunistas con tufillo maoista y autoritarios para el control político, y neoliberales para los negocios, en otras palabras, los principios democráticos son menos importantes que las cotizaciones en las bolsas, como siempre fue, sólo que ahora se nota más.
América Latina tiene hoy, por una parte, a Ciudad Juárez, frontera con los Estados Unidos, que confirma que la mejor manera de preservar el tráfico ilícito de drogas es recubriendo con todas las protecciones posibles, la rentabilidad político-mercantil que permite su prohibición. Si se legalizan las drogas, todo los consumidores del planeta podrían obtener cocaína, marihuana, heroína y hachis a precios más accesibles, su potencial narcodependencia llegaría a tener protección legal-institucional, y quedaría eliminado el mayor dispositivo mundial de control político Centro-Periferies. Ni hablar entonces de jalar o esnifar en público, en un bar cualquiera, con policías protegiendo a los consumidores en las calles.
El doble discurso y el doble estandar, por otra parte, han sido evidenciados masivamente gracias a Wikileaks: Estados Unidos enarbola principios y hábitos políticos internacionales para el protocolo y las buenas costumbres por una parte, pero en realidad despliega sus tentáculos con tenebrosas maquinarías mercantiles como las de armas, las mismas drogas y ahora con la oferta cibernética de control y vigilancia cruzada a través de la web.
Con ese contexto internacional, mas las crisis económicas que todavía sufre Europa, los Castros, Morales, Chávez y Correas les resultan muy incómodos, insoportablemente incómodos, y por eso fabrican de cuando en cuando, montajes como el de Sanabria, engranajes bien aceiteados y mugrientos de la maquinaria de control planetario, si a ello se le suman las corruptelas de los oportunistas de nuestros países que impiden la construcción de institucionalidad y gestión eficiente, los gringos tienen mucho material con el cual operar.
Simultaneamente, las economías con altas y bajas funcionan, los negocios petroleros venezolanos no se caerán, los trastabilleos como los gasolinazos y los azucarazos terminan siendo ventarrones a superar, e incluso cipayos como Alan García pueden seguir optando por su política de negocios bilaterales con Estados Unidos, sin que eso resienta a los "duros" ya citados, mas el Brasil de Roussef, el Uruguay de Mujica e incluso el Paraguay del sitiado Lugo, país fronterizo que le regala asilo a tipos como Cossío, con serios indicios de ser uno de los más grandes corruptos beneficiado por la cosa pública boliviana en la última década.
Extinguido el caballo de batalla del comunismo, sigue cabalgando el del narcotráfico. A Estados Unidos no le queda otra que mantener y en lo posible propiciar su galope para preservar su manía certificadora unilateral cuando a estas alturas ya queda claro que Bolivia como país de transito por una parte, de producción por otra y de guarida de mafias internacionales por si fuera poco, tiene conexiones con el mercado europeo. La cocaína que se fabrica en nuestro país o la que circula por el mismo, va, en la actualidad, en porcentajes irrelevantes a los Estados Unidos, porque si hay hombres de negocios que saben de geopolítica y apertura de mercados son los narcotraficantes y para esa lucha la lógica DEA no sirve, la lógica imperial, para decirlo en breve, ha quedado anacrónica y desfasada.
La variable de los castigos de la naturaleza como el terremoto/tsunami/radiación atómica del Japón ha puesto en evidencia, por otra parte, que el obsesivo hiperdesarollo y la robotización de la humanidad pueden ser aplastados por la Madre Tierra con todas sus aguas y el enojo de Neptuno incluídos. Libertad para todo o equilibrio que facilite contrapesos sigue siendo un dilema que el salvajismo de la acumulación impide mirar con calma e incluso con instinto de supervivencia...solamente con las invasiones, las fabricaciones de enemigos fanáticos, los inventos de armas de destrucción masiva en manos de los "enemigos de la humanidad" pueden servirle hoy al Imperio si persiste en imponer su control político con una hipócrita carta de principios democráticos que nada más esconde esos monstruosos negocios que hacen a las mayorías, sobrevivientes de un mundo descarnado e instrumentalizado hasta el delirio.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Sr. Peñaloza: ¿Le consta a usted que lo del Sr. Sanabria es un montaje de alguien o simplemente está usted especulando? Es muy temerario decir cosas sin pruebas, tanto en contra como a favor del Sr. Sanabria.

Julio Peñaloza Bretel dijo...

Señor Anónimo:
¿Podría ud. señalarme con exactitud en qué lugar de mi artículo digo que lo de Sanabria es un montaje? ¿Leyó bien?

Anónimo dijo...

Con ese contexto internacional, mas las crisis económicas que todavía sufre Europa, los Castros, Morales, Chávez y Correas les resultan muy incómodos, insoportablemente incómodos, y por eso fabrican de cuando en cuando, montajes como el de Sanabria, engranajes bien aceiteados y mugrientos de la maquinaria de control planetario, si a ello se le suman las corruptelas de los oportunistas de nuestros países que impiden la construcción de institucionalidad y gestión eficiente, los gringos tienen mucho material con el cual operar.

David Navarro dijo...

Los derrames de Wikileaks pueden ser considerados indicios pero no evidencias ni pruebas; por lo demás son solo correos con opiniones, no pruebas duras.

Cuando el autor dice..."y por eso fabrican de cuando en cuando, montajes como el de Sanabria, engranajes bien aceiteados y mugrientos de la maquinaria de control planetario". A quien o quienes se refiere? Es conveniente usar las ambivalencias sintácticas; pero el contexto claramente es apuntar al imperio. Con qué pruebas?

Armas de destrucción masiva? No las tienen aparte del Norte, Rusia, China, Francia, Inglaterra, Israel, India y Paquistán?

Dobles agendas de desarrollo salvaje y demagogias políticas, las tienen hasta gobiernos llamados comunistas y socialistas? Así también, sus desastres ecológicos. Nada mas hay que informarse cómo es la contaminación industrial en China y Rusia, al igual que en el Norte.

Con la naturaleza no hay castigos ni advertencias sino consecuencias...ya lo decía hace 2400 años, Lao Tsé.

Y por último, mientras dirijamos nuestra energías hacia supuestos fantasmas exógenos y no reconoszcamos nuestras oportunidades, nuestros desafíos, nuestras falencias, nuestras voluntades y propios recursos, seguiremos empantanados sin salir del remolino histórico porque miramos hacia la periferia en busca de culpables.

Julio Peñaloza Bretel dijo...

Gracias al lector anónimo por precisar en qué parte de mi texto se encontraba el tema de "montajes", de todas maneras la lectura sigue siendo defectuosa, porque al principio del artículo me refiero a los "negocios de Sanabria"...comprendamos las dos dimensiones del asunto: Uno es que seguramente el policía este efectivamente fue pillado con las manos en la masa, pero gracias a su permeabilidad la DEA pudo servir perfectamente a los intereses del Departamento de Estado a través del intento de construcción de percepciones (montaje mediático) para generar equivalencia entre el narcotráfico y el gobierno boliviano, y peor, con el mismísimo presidente de nuestro país.
Cuando me refiero a armas de destrucción masiva, recuerdo implicitamente el pretexto para la guerra contra Irak esgrimido por el entonces secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, directamente ligado a la corporación Hallyburton, que usufructuó de la invasión.
En cuanto a Wikileaks: no es asunto de pruebas o no contra la administración estadounidense, es la lógica ombligomaniaca con la que se conceptúa al "resto" del planeta.
Si todavía hay gente que piensa que el Imperio es un invento de la izquierda internacional, allá ella,

Julio Peñaloza Bretel dijo...

Gracias al lector anónimo por precisar en qué parte de mi texto se encontraba el tema de "montajes", de todas maneras la lectura sigue siendo defectuosa, porque al principio del artículo me refiero a los "negocios de Sanabria"...comprendamos las dos dimensiones del asunto: Uno es que seguramente el policía este efectivamente fue pillado con las manos en la masa, pero gracias a su permeabilidad la DEA pudo servir perfectamente a los intereses del Departamento de Estado a través del intento de construcción de percepciones (montaje mediático) para generar equivalencia entre el narcotráfico y el gobierno boliviano, y peor, con el mismísimo presidente de nuestro país.
Cuando me refiero a armas de destrucción masiva, recuerdo implicitamente el pretexto para la guerra contra Irak esgrimido por el entonces secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, directamente ligado a la corporación Hallyburton, que usufructuó de la invasión.
En cuanto a Wikileaks: no es asunto de pruebas o no contra la administración estadounidense, es la lógica ombligomaniaca con la que se conceptúa al "resto" del planeta.
Si todavía hay gente que piensa que el Imperio es un invento de la izquierda internacional, allá ella,

Hugo Apaza dijo...

No sólo el hiperdesarrollismo y el capitalismo salvaje industrial necesitan de equilibrios.

Basta pasearse por el Chapare y Yungas para ver que el subdesarrollo también diezma suelos fértiles y desplaza cosechas de alimentos benéficos y legales por coca. Basta ir por los centros mineros para ver que las tierras y aguas están siendo contaminadas por efluvios químicos de la explotación minera, y que envenenan tanto las aguas como los suelos para cultivos y crianza de animales. Basta ver el Choqueyapu, y el lago Titikaka que han sido dados muerte ecológica. Basta caminar por las calles de La Paz y aspirar el aire frío, ralo y contaminado por los gases de exhaustos de tanto vehículo ineficiente y mal veriicado,más por el diesel caribeño que este país no desarrollado importa ya desde hace 5 años; sin alegar que ya importábamos diesel desde tiempo antes.

Entonces, la tesis, postura, o creencia que solo un imperio puede requerir balances y equilibrios no se para sola. O es que también somos un imperio?

Anónimo dijo...

La figura conceptual del "imperio" es muy conveniente para enajenar y alienar tanto la conciencia, como la atención y el potencial sicológico de masas de los problemas, recursos y oportunidades que tenemos en la llajata. Es para "quitar la vista del renglón". Es una táctica distractiva, tal vez inocente, tal vez ideológica, tal vez discursiva.

Si sólo el "imperio" fuera la causa, de golpes de estado (PANDO, TARIJA); de malversaciones (YPFB); de torutras y homicidios (en cuarteles y recintos policíacos- Olorio, cadetes y conscriptos); del florecimiento de la coca excedentaria; del derroche de recursos en armamentismo (aviones chinos y armas rusas);de las violaciones sostenidas de la nueva Constitución (v.g. nominación a dedo de jueces supremos); de la politización de la justicia (casos de persecución a opositores) y etc., entonces nosotros seráimos el referente puro de valores dignos y morales. Acaso?

Anónimo dijo...

He leído cuidadosamente el artículo y también los comentarios, me parece correcto que el periodista provoque nuestras reacciones, pero me parece aún más iportante que nos recuerde para que no se olviden los hechos probados y de conocimiento público, independientemente del lado en que nos pongamos

CUCHITA dijo...

Los gringos solo mostraron lo que todo el mundo sabe, que el gobieno se vendio al narcotrafico desde el principio, si no de donde iba a tener Evo MOrales 2 millones en cash como lo tenia en el 2003 antes de ser presidente para comprar las estancias que compro no? Que el ejercito norteamericano subenciona sus guerras con el narcotrafico, eso es sabidisimo, por algo quedaron en quiebra cuando le quitaron su fuente de financiamiento, pero no querramos tapar el sol con un dedo, el narcotrafico es algo que que los gringos con su ejercito podian controlar, nuestro pais no, si no mira al pobre Mexico.

choquehuanca müller dijo...

El Sr. Peñaloza es un claro ejemplo del periodismo: posee un mar de conocimientos. Eso sí, de un milímetro de profundidad.

Julio Peñaloza Bretel dijo...

El Sr. Choquehuanca Müller no existe. Se trata de alguien que necesita seudónimo para navegar en las aguas públicas. Hay cosas de las que sé menos de un milímetro,y hay otras que las conozco a fondo toda una vida. Eso sí, todos mis milímetros me los juego en la cancha pública, el milímetro de este comentador de turno, anda guardado en las brumas de la inexistencia.

Anónimo dijo...

Sismo dura 9 dias en el Kollasuyo.