miércoles, 9 de abril de 2008

Una extraña manera de celebrar cien años

8 de abril de 2008, fecha de celebración por el centenario del viejo y querido Tigre, el gran The Strongest. Yo que ando desilusionado con el fútbol de entrecasa, hice la mía: Armé mi agenda del día para tener libre entre las 14:30 y las 16:30, no para salir a las calles de La Paz con la camiseta oro y negro, sino para ver el partido definitorio por cuartos de final de la UEFA Champions League entre el aguerrido Liverpool que recibía a los cañoneros del Arsenal.
Lamentablemente perdió el equipo del francés Arsene Wenger y fueron los de Gerard, el Niño Torres, Xabi Alonso y Krauch dirigidos por el español Rafa Benítez los que se llevaron la clasificación con el 4-2 que supieron conseguir gracias a la estirpe luchadora de estos chicos de la ciudad de Los Beatles, --que juegan el derby (clásico) más antiguo que se conozca frente al Everton-- y a las equivocaciones terminales en que incurrieron los londineses.
Fue un partidazo, con aciertos y dubitaciones cometidos por ambos planteles, con un ritmo trepidante de principio a fin, con lo que debe tener el fútbol: un amplio margen para lo imprevisible y lo sorprendente.
Pases largos, precisos, triangulaciones interminables, disputas inacabables por las pelotas divididas y unas tribunas eufóricas vivando para unos y otros.
Así viví los cien años del Tigre, con felicitación expresada desde ESPN por el Matador Kempes, habitual comentarista de la Champions y que fuera director técnico del primer equipo de nuestro club centenario, a principios de 2000. Así viví el aniversario atigrado, mirando el mejor fútbol del mundo, por emoción y entrega de los veintidos que estaban en la cancha, y porque lamentablemente con la dirigencia actual del club, y en general del fútbol boliviano, resulta imposible avalar unos festejos que por la noche pusieron en evidencia la falta de previsión y la ausencia de criterio: Un estadio Hernando Siles con menos de la mitad de espectadores del aforo que ofrece porque las cosas se hacen sin la anticipación que hoy exige el negocio futbolístico moderno. Asistieron aproximadamente veinte mil personas cuando se debía tener cuarenta y cinco mil, y en lo posible no contra el Alianza Lima del Perú, sino contra un equipo mejor posicionado en su torneo nacional e identificado con el estilo de juego que emparenta a The Strongest con tantos equipos sudamericanos.
El fútbol genera este tipo de comportamientos, un tanto extraños, pero que en alguna medida, compensan lo que no podemos vivir por hoy en nuestras propias canchas.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

al mando de la peor dirigencia de los ultimos tiempos, yo tambien opte por ver la champions de raro en rato queria que se vaya el Chelsea pero fue naturalmente mas efectivo al equipo turco, mismo que lucia una polera que personalemnte me gustaria como alternativa para mi THE STRONGEST ....

el otro choque fue tambien demasiado interesante y fue coronado con un golazo de CARLITOS el "villero" TEVEZ que en esa esencia natural y propia del "potrero" esa que se ve tambien en las villas Paceñas, anoto un golazo con todas las letras y magia de Sudamerica.

la inoperancia e ignorancia de los PACHECO & cia hicieron posible que estos 100 años sean para el olvido.

¿cobrarle al hincha? .... solo la mal formacion de este tipo pudo y puede hacer efectiva semejante insulto .....

pero esa noche 08-04-08 estuve ahi, soportando el horrible sonido de esos parlantes y la lamentable desorganizacion de los desorganizados y desorientados dirigentillos ....

lo unico aceptable fueron los juegos artificiales .....

lo demas ....

tal vez las patadas entre AURINEGROS e Intimos .....

nada mas .....

en fin .....

¿en otra sera?


Luis Uzquiano L

Anónimo dijo...

Celebraste el centenario de tu equipo viendo caer al mío y viendo ganar a otro con un hada madrina en eEuropa, que se encargó de arruinar mi sueño de ver al Arsenal jugar la semifinal en Londres contra el peor de Inglaterra, el Chelsea. Tuve el placer de verlo jugar la mejor temporada que tuvo desde que soy Gunner, y tendré el placer de ver el estadio que Henry pisó alguna vez y que Cesc, Flamini, Adebayor, Van Persie, Hleb, Touré y otros visitan todos los días. Feliz centenario, Tigre de Achumani.

Julio Peñaloza Bretel dijo...

El último comentario es de Andrés, mi hijo fanático del Arsenal, de los gunners de Highbury que ahora juegan en un nuevo estadio fabricado por la Emirates, uno de los cinco sponsors del fútbol mundial, más poderosos en el campeonato de las grandes marcas. Me dió una tremenda bronca que hayan perdido como lo hicieron, luego de comenzar con 1-0 con esa soberbia incursión de Diarry en el área chica del Liverpool, pero así es el juego, y habrá que reconocer que el temperamento del Liverpool es envidiable. Gracias hijito y también a Luis Uzquiano por su aporte crítico.

Anónimo dijo...

Un artículo muy amargo. Obvio que los dirigentes tienen decisiones muy desatinadas, pero eso no es excusa para que los verdaderos estronguistas festejemos como se debe, allí en la intimidad de nuestros corazones, orgullosos del sentimiento y comportamiento atigrados, sin importar las diatribas dirigenciales.

Una pena por lo escrito... Lo único que se hace es entrar en la lógica de si los dirigentes hubieran planificado, entonces nosotros estamos orgullosos de ser estronguistas. Ese orgullo está, estén o no estén estos personajes.

Seguramente el autor de este blog se dará un tiempo en su agenda para seguir adulando al Arsenal de Londres, una excrecencia del Tottenham de la misma ciudad, de la clase alta, colonizadora e imperialista (por ello los cañones):

Anónimo dijo...

Un art�culo muy amargo. Obvio que los dirigentes tienen decisiones muy desatinadas, pero eso no es excusa para que los verdaderos estronguistas festejemos como se debe, all� en la intimidad de nuestros corazones, orgullosos del sentimiento y comportamiento atigrados, sin importar las diatribas dirigenciales.

Una pena por lo escrito... Lo �nico que se hace es entrar en la l�gica de si los dirigentes hubieran planificado, entonces nosotros estamos orgullosos de ser estronguistas. Ese orgullo est� est�n o no est�n estos personajes.

Seguramente el autor de este blog se dar� un tiempo en su agenda para seguir adulando al Arsenal de Londres, una excrecencia del Tottenham de la misma ciudad, de la clase alta, colonizadora e imperialista (por ello los ca�ones):

Andrés Peñaloza Lanza dijo...

Quisiera corregir algunas cosas que el señor anónimo escribió arriba, porque no puedo dejar las cosas así.
El Arsenal de Inglaterra, con 122 años de vida, nació del seno de la clase obrera de Londres, de un grupo de trabajadores de la Woolwich Arsenal Armament Factory, que le dio el nombre a su pequeño y humilde equipo de fútbol, "Arsenal". Le costó varios años subir hasta la cima del fútbol inglés, pero lo logró y es ahora uno de los clubes con más tiempo en la Primera división inglesa. Para que quede claro, el Arsenal pertenece a la clase obrera y humilde de Inglaterra, y no es ninguna excrecencia de ningun otro club como el Tottenham, que por cierto jamás ha ganado la Premier league. Los cañones no necesitan explicarse, como tampoco el Tigre del "The Strongest". Si va a criticar, hágalo con criterio, claro?