lunes, 25 de febrero de 2008

Obama, Hilaria, Zapatero, Rajoy, Evo, Cristhina, Lula y la velocidad del mundo

Acabo de leer una semblanza de Obama y estaría bien que vaya a cambiar la Casa Blanca en Casa Negra y así empieza a cambiar el imperialista color del mundo, blanqui-rosado, protestante, petrolero, asesino y angurriento. Así quedará para la historia que Bush crispo, violentó y ensangrentó el planeta, pero sus malas decisiones políticas y militares precipitan la triunfal llegada de un afroamericano seguidor del auténtico Cristo, el histórico y terraqueo y no el de los frescos de la Sixtina, iglesia de los fascistoides comandadas por el Rothweiller de Dios, el insufrible y desangelado Ratzinger.
Fidel no se ha ido, y los idiotas que titularon "adiós al poder" merecen ser despojados de sus cartoncitos de periodistas, esos con los que han alcanzado puestos de dirección para direccionar la información mundial. Y encima direccionarla mal, por sus obviedades y su obsecuencia de servidumbre a los poderosos de siempre. Fidel ha hecho como Paz Estenssoro, sólo que Fidel a la N potencia, luego de haber completado una revolución hasta la médula con una Cuba militarizada hasta para el atletismo, y habiendo soportado con una fortaleza fuera de toda duda, el embargo gringo, la peor decisión bilateral que pueda existir en la historia de la bilateralidad, el ejemplo perfecto de lo que no debe hacerse para arrinconar a un país en cualquier cursito elemental de relaciones internacionales. Patria o muerte: Venceremos.
Acabo de escuchar el debate sobre el debate: Los periodistas rizando el rizo acerca del primer contrapunteo electoral Rodríguez Zapatero versus Mariano Rajoy. Estaban previstos doce millones de espectadores y las primeras conclusiones periodísticas dicen que el Presidente del Gobierno y líder del PSOE ganó la contienda verbal o sea que ganó la contienda verbal y supongo que le ha sacado algunos puntos más al anticarismático sucesor de Aznar, nieto político del franquismo del que siempre tendremos a Manuel Fraga que fue por años el mandamás de la Xunta de Galicia. Detestables falangistas ya va siendo hora de que queden para siempre encerrados en el parque jurásico de la política.
El mundo tiene la misma cantidad de días al año, semanas, meses, etcétera, pero como Evo duerme tres o cuatro horas al día para él hay un calendario de 730 días y en este 2008 bisiesto, 732 y cree que duplicando sus esfuerzos de reuniones, aviones, inauguraciones, hará que Bolivia logré más cosas en menor tiempo, pero como no alcanzaremos, como país, a cubrir los volúmenes de gas para Argentina, seguro que iremos a por Brasil en una tercera y terca oportunidad de pedirles que ellos reduzcan lo que les toca recibir, para redistribuir las insuficiencias y la pésima gestión de Villegas y Aruquipa que dicen en fuentes palaciegas que ya se va ya se está yendo.
En fin que en realidad todo va al mismo ritmo, pero la velocidad de la información y la simultaneidad de los eventos me lleva al estimulante territorio de mezclar al negro, la gringa, el indio, el obrero, la heredera dinástica en una sola cocetelera para que no se diga que como dice mi gran Diego Armando Maradona...se me escapó la tortuga.

No hay comentarios: