viernes, 30 de noviembre de 2007

Palabra clave: Impunidad

Quedé defraudado anoche con la intervención de Reimy Ferreyra en televisión. Me habían pasado datos interesantes sobre este académico, Vice Rector de la Universidad Gabriel René Moreno de Santa Cruz de la Sierra, pero cuando comenzó a hablar de dos países posibles, el "andino, comunitario, socialista" por una parte, y el "democrático, moderno, con iniciativa privada" por la otra, me dije: ¿Bolivia se merece académicos cómo éste?
El señor Ferreyra es la fiel expresión del desconocimiento de nuestra historia, y en nuestra historia nacional hay una acumulación de tropelías, fechorías, robos, adquisiciones fraudulentas, y asesinatos políticos que me llevan a concluir que la palabra clave para superar el entrabamiento nacional es la palabra impunidad.
El momento en que entendamos qué significa y cómo combatir en serio la impunidad, las cosas habrán comenzado a cambiar.
En el spot gubernamental del taxista contándole a una señora que los autores de la especulación con los productos de la canasta alimentaria apellidan Saavedra Bruno, Kuljis, Monasterio, Nayar, Costas, está el preanuncio de lo que viene: una historia rigurosa con nombres y apellidos de la oligarquía cruceña, cada vez más separatista, porque cuando la justicia comience a hacer lo suyo, estos individuos querrán salvar el pellejo en un país que están esforzandosé por inventar.
He tenido un interesante contrapunteo de criterios, a través del correo electrónico, con Carlos Valverde Bravo (no Barbery, disculpas por el error), a propósito de mi anterior artículo en el que hablo de la conducta de poner el guiñador para la izquierda y virar para la derecha, y de la inexistencia de una opinionitis televisiva ecuánime.
Y digo esto, porque le ofrecí a Valverde retractarme luego de ver tres programas suyos consecutivos. El resultado es que puedo retractarme pero sólo a medias, porque estoy plenamente de acuerdo con los criterios que señalan las torpezas e incoherencias gubernamentales, estoy de acuerdo con que ese operativo para sacar al Senador suplente Cuéllar de Cobija se hizo al más puro estilo de la vieja política, pero en lo que no estoy de acuerdo es en que Valverde y en general la mayor parte de la derecha televisiva, persisten en negarse a mirar con profundidad y con la misma convicción el gravísimo asunto de la impunidad que en Bolivia, además, tiene premio...se lo han dado, por ejemplo, a Branko Marinkovic, el usurpador de Laguna Corazón, que no tiene valor civil para defenderse con voz propia y manda al frente a sus abogaditos para pelear con un viceministro y una ministra.
El premio recibido por Marinkovic es la presidencia del Comité Cívico Pro Santa Cruz, luego de haber sido presidente de la Federación de Empresarios Privados de ese departamento.
Hay que combatir la impunidad señoras y señores, para encontrar con precisión, los elementos activadores de ese odio y rencor tan reprochados por las clases medias contra los pueblos y naciones originarias de Bolivia: Mientras los unos construyeron fortunas durante décadas, los otros arañaron migajas para sobrevivir.
El día en que un ladrón de tierras esté en la cárcel, o por lo menos le hayan revertido sus extensiones por haberlas obtenido ilegalmente ahí comenzaré a creer en el cambio profundo y auténtico, y esto no será posible mientras Valverde y otros se empeñen con tanta zaña en pegarle al Ministro Rada porque dirige un operativo policial desde un cerro, y no se empeñen en denunciar, con la misma vehemencia, los indicios de corrupción y favoritismos políticos de los que ha gozado el facista Marinkovic que ahora pontifica sobre democracia y derechos humanos.
Y para terminar, por favor, no me jodan: Tratar a este gobierno de fascista sin los mínimos elementos conceptuales de teoría política ofende hasta a los que poco saben del asunto. Este gobierno podrá ser torpe, ineficiente en muchos sentidos, pero facista porque "personaliza" en un spot a señores "de apellido" en Santa Cruz es forzar las cosas tendenciosamente.
Lucha contra la impunidad, puesta en evidencia de la acumulación histórica de la impunidad, proscripción pública a los impunes, esa es la gran batalla que hay que comenzar a librar en Bolivia, lo demás es obstinarse en el juego de estoy en contra de, estoy en favor de.
Una cosa no podrán negar los Reimys Ferreyras: La visibilización de todos , pero absolutamente todos los actores sociales de Bolivia --incluídos los guaraníes en estado de cautiverio-- durante estos casi dos años de gobierno de Evo Morales, es una señal contundente de la sociedad y sus organizaciones, y no sólo del MAS.
Esa visibilización o desnudamiento deberá comenzar a operarse para que a partir de cierto momento los nombres y apellidos de los impunes dejen libres de toda sospecha a todos los conservadores, oligarcas o derechones que no se revolvieron en la mierda y que merecen respeto. El día en que el taxista del spot tire la lista completa, Bolivia comenzará deadeveras a cambiar. Lo demás es mucho show de TV.

2 comentarios:

Mónica dijo...

Señor Peñaloza: si entendemos en su real acepción la palabra fascista..."forma de totalitarismo del siglo XX...." todos sus adjetivos poco críticos para con los líderes cruceños, sean éstos empresarios, intelectuales, políticos, síndicos... se quedan cortos al lado de las nuevas normas dictadas por el Sr. Morales y su equipo de inoperantes. Y si nos referimos con el mismo rigor al término oligarcas..."forma de gobierno en el que el poder supremo está en manos de unas pocas personas..." habíamos estado rodeados de oligarcas paceños, cochalas, tarijeños... y recién nos damos cuenta que también los hay cruceños? eureka! Sobre su deseo de terminar con la impunidad estoy absolutamente de acuerdo; siempre y cuando no se convierta en un tipo de idealismo vago, poco crítico, porque la impunidad en Bolivia no sólo es agraria... estoy convencida de que para empezar a poner orden en la casa, bajo cualquier tipo de régimen sería suficiente cumplir inflexiblemente con las leyes y normas que rigen y ser serios en el cumplimiento y sanción de las mismas. Atte.

Grupo Buhos dijo...

Sepa dios lo que sucedera en Bolivia los proximos dias.

El valeroso pueblo de SCZ que por medio de sus interlocutores el sr. Branko, el prefecto y otros tienen toda la autoridad de perseguir el sueño de la autonomia fundamental.
Pero con ideales autenticos dejando de lado que el vicio y la politizacion ya marcada en nuestro pais los encierre en un circulo de poder mas, todas las luchas de la impunidad son reconocidas y la razon simpre prevalecera en todo momento aunque tarde pero se impondra.
Espero que la politica "SOCIALISTA" como quiere imponer nuestro presidente, sea una solucion y no otra estrategia mas para consolidar el poderes ya reconocidos y depaso foraneos.