jueves, 26 de abril de 2007

Este periodista

Voy como periodista por la vida desde 1982. Mi primer artículo se publicó en la página cultural del diario Presencia que editaba el chaqueño Jesús Urzagásti. Desde entonces fuí crítico de cine y jamás cineasta frustrado. Hincha del fútbol desde las entrañas de la infancia y sí, futbolista frustrado. Pasé por varias redacciones de diarios --Presencia, Ultima Hora, Hoy--, por un par de radios y fuí el gerente de Televisión Boliviana en los meses previos a la llegada de Evo Morales Ayma a la presidencia de la República.
Comencé con el envío de un texto para un concurso de crítica cinematográfica amateur. Elegí "Dersú Uzalá" de Akira Kurosawa. Fue la primera vez que me encerré por horas de horas en el cuarto azul para teclear en una pequeña Olympia. Gané gracias al jurado conformado por Amalia de Gallardo y el futuro presidente de Bolivia, Carlos Diego Mesa Gisbert y a partir de ahí pensé que el asunto de mirar películas, leer la colección de los libritos de Luis Espinal, conocer la vida de Einsenstein, internarme en filmografías europeas y los mejores de nuestras pampas, serranías y alturas era un asunto apasionante.
Durante estos últimos cinco años, hice un programa de radio sobre la copa del mundo "Alemania 2006" y me divertí con pasión profundamente futbolera. Hice un conjunto de entrevistas también sobre el Mundial para el programa televisivo "Doble sentido" de Amalia Pando y esas breves conversaciones de veinte minutos fueron la confirmación de que frente a cámaras se puede conversar con inteligencia y picardía --gracias a la calidad de los interlocutores-- y no perpetrar horribles entrevistas convencionales y rígidas.
Luego vinieron los desafíos de programas televisivos, todos de entrevistas, "Palabra clave" (2008, sobre la nueva CPE), "Bolivia decide" (2008, sobre el referendum revocatorio que al final fue ratificatorio). "Debate" (2008), otro ciclo de "Bolivia decide" (2009, sobre el referendum para la aprobación de la nueva CPE) y "Palabra clave" (2009, entrevistas sobre la actualidad política, económica, social y cultural de Bolivia).
Este es el primer y único artículo de la presente publicación que he modificado en sus coordenadas espacio temporales con el objeto de convertirlo en introducción explicativa. Los textos que pueden leerse a continuación conservan las lógicas del momento en que fueron escritos y publicados en el blog (todos llevan fecha), y en esto se encuentran los motivos por los que seguramente varias temáticas centrales resultan recurrentes y redundantes en el momento de la evaluación general de este seguimiento periodístico.
Este registro está basado en materia noticiable, en la intepretación periodística e ideológica de cada hecho y en una tendencia predictiva de todo cuanto vendría a continuación, considerando dos elecciones presidenciales, una elección de asambleistas para la Constituyente, varios referendums departamentales, un referendum revocatorio, y un referendum por la nueva Constitución Política del Estado.
Soy un periodista convencido de que nuestra primera misión es informar, sin que ello signifique que debamos asumir falsas posturas de neutralidad y distancia cuando se trata de asuntos que comprometen el bien común. En este trabajo hay una toma de posición inequívoca, y por ello mismo, una mayor obligación ética en rehuir las tergiversaciones de los momentos y los sucesos que se describen aquí como base de sustentación para contar lo sucedido en este nuevo tiempo que vive Bolivia.

No hay comentarios: