jueves, 7 de octubre de 2010

¿Se puede separar al escritor del político?

El Nobel de Literatura 2010 certifica el extraordinario oficio literario de Mario Vargas Llosa. El que a nombre de algún dogma, o desde alguna esquina ideológica, quiera restarle méritos, incurrirá en mezquindad y en torpeza. Es legítimo, sin embargo, preguntarnos cuan posible será diferenciar al novelista, al hombre de letras en general, del político, candidato a la presidencia y columnista político del diario El País de Madrid.
Convengamos en que Vargas Llosa es un converso y los conversos pensaron --y escribieron--alguna vez con otro prisma. Cuando perteneció al círculo del boom latinoamericano, Mario era tan de izquierda como Cortázar o García Márquez, esto es que gran parte de su primera obra está escrita desde ese lugar de la ideología y por lo tanto, desde un lugar en el mundo que poco tiene que ver con su actualidad tan europea, londinense o madrileña, desde la que como opinador de la actualidad mundial, incurre en dogmatismos más dogmáticos que los de un liberal que siempre fue liberal.
Vargas Llosa narra en sus novelas y sentencia en sus artículos. Agudiza la imaginación en sus internaciones por la ficción, y uniformiza y generaliza, al mejor estilo que pueda hacerse desde las metrópolis de pensamiento y dominación, achatando las diferencias, desconociendo los matices. Por eso ataca sin distinciones a Fidel, Chávez y Evo Morales, sin reparar en que las diferencias entre estos son bastante más importantes que las afinidades.
Vargas Llosa es un escritor de historias fantásticas y un diseccionador estilístico impecable cuando tiene que abordar alguna realidad que está más acá de sus ficciones, pero lamentablemente, a sus 74 años, es nomás la expresión de quien cambia utopía por realismo, que de mágico no tiene nada, un realismo apegado a la racionalidad conservadora de occidente donde la clase magistral será siempre indiscutible frente a otras dinámicas pedagógicas en la que para aprender se rompe la barrera del maestro que todo lo sabe y los alumnos, sentados allá abajo, desorientados en su ignorancia.

5 comentarios:

JOAN HERRERA dijo...

DISTINGUIDO JULIO:
COMENTARTE QUE TE SEGUIA DESDE QUE FORMABAS PARTE DEL PROGRAMA "EL PENTAGONO" DE P.A.T. DONDE DELEITABAS AL PUBLICO CON TUS SABROSAS POLEMICAS CON ALVARO GARCIA. RECUERDO EN UNA OCASION, UNA SEMANA DESPUES DE LOS HECHOS DE OCTUBRE Q CULMINAN CON LA SALIDA DE GONI, Q TU INCREPASTE A GARCIA LINEAR POR NO APORTAR IDEAS TENDIENTES A "CONSTRUIR INTEGRALIDADES". TUS OPINIONES MARCABAN, A MI ENTENDER, CIERTA POSICION DE CENTRO TENDIENTE A CENTRODERECHA RESPECTO A GARCIA LINERA. HOY AÑOS DESPUES, NAVEGANDO POR INTERNET, TE REENCUENTRO Y VEO A UN JULIO PEÑALOZA CON UNA IDEOLOGIA O POSICION POLITICA DISTINTA AL DE AQUEL ENTONCES, A JUZGAR POR LOS ARTICULOS EN TU BLOG. APROVECHANDO LA TEMATICA QUE PLANTEAS ACERCA DE LOS CONVERSION DE VARGAS LLOSA, CON TODO RESPETO PREGUNTARTE, POR QUE SE PERCIBE AHORA A UN JULIO PEÑALOZA CON UN PENSAMIENTO DE CENTROIZQUIERDA TENDIENTE A LA IZQUIERDA?. BUENO AL MENOS ESA ES MI PERCEPCION.
RESPETUOAMENTE,
JOAN HERRERA

Anónimo dijo...

Don Julio ....
buscaba algo referente a ese premio por este personaje y tan solo pienso y digo:
Vargas LLosa critica el Populismo, y sus razones tendra, perooooo ... ¿acaso no entra el, en ese sintoma, cuando sus novelas se venden y las leemos varios o miles? .... ¿acaso no es POPULAR y por ende entra en el POPULISMO el Sr Llosa? ....
tan solo digo y pienso, no se, aveces la gente critica por criticar y por muy intelectual que pueda ser, y por mucho que hable y responda en Ingles, franses y castellano.
Saludos Don Julio ....

Luis Uzquiano Lopez

Anónimo dijo...

Es verdad, Julio, la diferencia entre el autor de ficciones y el ensayista o cronista, no puede dar lugar a confusiones. Pero, el otorgamiento del premio fué en mérito a su "defensa del individuo", es decir a su trabajo de análisis de la realidad, desde su enfoque liberal.

Anónimo dijo...

Se podrá diferenciar a los hombres y su idelogía, que crearon la Cuba comunista entonces centrada en sistemás rígidos de control político-social-económico, con los mismos hombres - y allende de su ideología actual - quienes ahora impulsan cambios al estado alineados a transformaciones capitalistas? Por ejemplo, inversiones fuertes de capital extranjero en hotelería, prospección de petróleo, apertura de mercado en sectores de alimentos, cesantía de medio millón de seres por racionalizar el gasto público, etc?

Si tuviéramos que juzgar - y qué razones no egoistas habrían para hacerlo - a Tchaikovsky por sus veleidades y rumbos etílicos. O a Ludwig vB por su excesivo carácter, o a Diego Rivera por sus afanes sexuales, o Jack London por suicida como Italo Calvino, entonces tendríamos que contraponer a sus obras con el criterio inquisidor que asumamos de sus vidas? Por qué y para qué?

La expresión y creación literaria es arte ante y sobretodo. Si es capaz de tocar nuestras sensibilidades sea llegando a ámbitos sublimes, gozo o ira y rebelión. Así es el arte. Tiene el poder de sacarnos de nuestra inercia, vacuidad, insensibilidad, somnolencia y aletargamiento para desafiarnos y movernos a espacios de transformación sicológica, aunque sea esta temporal y parcial.

Querer forzar juicios de valor sobre el creador de ese arte, revela tratar de arrogarse títulos de suficiencia y superioridad que no vienen al caso.

Ortuño dijo...

Para responder la pregunta que haces en el título. CLARO QUE SI.