martes, 15 de junio de 2010

Un giro necesario

Hace un par de meses que he dejado de vivir en La Paz. Luego de de haber transcurrido mi existencia en la ciudad boliviana por excelencia, se ha impuesto la sensatez y la prudencia que me ha conducido a un sitio que invita a dejar de hablar de política por un largo tiempo. Es que ya cansa tanta tontería y redundancia en el error de parte de sus protagonistas. Por eso ahora voy en busca de otros confines y vuelvo a visitar lugares que activaron mi pasión por el periodismo: el fútbol, la música, el arte, las historias sencillas de gente sencilla.
He pensado en publicar un librito al que le pondría el rótulo de cuaderno periodístico, basado en los tres años de vigencia ininterrumpida de este blog, y que bajo el nombre de "La mirada inconforme", registra el proceso político iniciado en 2006 y concluye en su primera parte durante este 2010. No estoy seguro de hacerlo. Espero un par de consejos para tomar la decisión y mientras tal cosa sucede, escribo a diario para La Razón una columna sobre Sudáfrica 2010 que también se publica en su edición digital.
Vivo ahora en el departamento de Santa Cruz, en pleno corazón de la identidad chiquitana y misionera, un sitio al que llegaron franciscanos y jesuitas y a tiempo de plantear la necesidad de enseñar, se percataron que también podían aprender de los originarios habitantes precolombinos y precoloniales de estas tierras. Esta es la Bolivia que no se ve desde la cordillera y eso que tenemos la ventaja de mirar desde las alturas. Es distinto vivir aquí porque conduce al redescubrimiento de las propias entrañas, por lo menos en lo que a mí respecta.

5 comentarios:

David Navarro dijo...

Somos afortunados de leer algo que parte de tanta honestidad y calma. Mi pequeño aporte, va en torno al dicho giro necesario.
Dice un personaje caricaturezco..."Para ver primero hay que mirar". Y para trascender,añadiría, habría que soltar....amarras. Como en amores...Una vez que l@ dejas, no hay retorno. Si la política ya era insípida, para que contaminar el genuino ímpetu de descubrir y describir nuevos destellos de comprensión en ese nuevo, para ti, habitat? Disfruta del renacimiento.

El Ciudadano dijo...

La política es lastimosamente el deporte nacional. Sobretodo en La Paz, nos encanta hablar de política todo el día.

No obstante, honestamente creo que lo que más necesita Bolivia es gente que se especialice en arte, cultura, gestión empresarial, ingeniería y educación. En toda nuestra historia hemos producido mucho politólogos, sociólogos, abogados e "intelectuales" pero creo que la realidad nos demuestra que no sirvió para nada.

Mientras menos política en Bolivia mejor.

Anónimo dijo...

no me parece prudente que digas donde te encuentras, sabiendo que hace tiempo fuiste objeto de ciertos cavernicolas que te corretearon por la plaza camba, pero en fin ojala pucci y compañia no entren mas en tu blog por bien tuyo, felicidades y no seas tan duro con el gobierno que es mejor que lo que habia.

ximeno

Anónimo dijo...

Un blog interesante
Saludos desde España
http://erichsplace.blogspot.com/2008/10/la-coherencia.html

Anónimo dijo...

Sr. Peñaloza, concuerdo en que a veces hay que hacerle una "gambeta" a algunos aspecto de la vida que cansan, saturan y hastían, para el caso lo que está pasando en nuestro estado plurinacional.Me alegra que vuelva a escribir de fútbol, que se parece mucho a la vida cotidiana.
T. Azul