miércoles, 31 de marzo de 2010

Las fórmulas perfectas para perder elecciones

1.Atacar por todo y por nada al adversario, peor si lleva sobre sus hombros un conjunto de logros de gestión visibles e incuestionables.
2. "MIRizar" el acuerdo político, es decir aliarse con los verdugos, persecutores y detractores de ayer: El ex senador Villavicencio, partícipe de los hechos de la Masácre de El Porvenir, Pando. Personajillos de la Unión Juvenil Cruceñista. Jessica Jordan, componente del aparato mediático farandulero de promociones Gloria, entidad al servicio de las clases dominantes y de personajes de extrema derecha de Santa Cruz de la Sierra.
3. Pretender transferencia de voto. Creer, que en todos los casos, la participación de Evo Morales le permitirá al candidato beneficiado con su bendición, captar el mismo caudal de votos que el reelegido presidente.
4. Atacar y proponer poco. Amenazar y dar ultimatums en sentido de que "si no ganan mis candidatos, no trabajaré con los otros". Algo así como me paso por el forro la voluntad de la mayoría, esa que precisamente le ha dado legitimidad al MAS con el 65 por ciento de los votos en el territorio nacional el pasado diciembre.
En conclusión, el partido gobernante ha equivocado la estrategia electoral en gran parte de las regiones y esto puede dar lugar a que los resultados reestablezcan los equilibrios y los contrapesos que cualquier sistema plural necesita para que la concentración del poder no conduzca a decepcionantes y desalentadoras desfiguraciones del proceso.

No hay comentarios: