domingo, 6 de septiembre de 2009

Zona Sur como metáfora de la derrota de la derecha

Luego de conversar en televisión con Juan Carlos Valdivia Flores y la productora de la película, Gabriela Mayre ("Bolivia piensa", canal 7, viernes 4 de septiembre), confirmé mis primeras percepciones con respecto de lo político en "Zona Sur" en sentido de que no había intención de fijar una posición explícita --tomar partido-- en favor de unos u otros, "porque la realidad es mucho más compleja que concebir las cosas en blanco y negro" según el propio guionista y director...aunque en el tratamiento visual el blanco y el negro sean predominantes.
Es fascinante que arte y ficción puedan resultar premonitorios en cuanto a los rasgos que incorporan de una sociedad desde lo psicológico, social y antropológico, y lo que vaticina "Zona Sur", sin proponerselo, es que los conservadores, los jailones, los oligarcas y los neutrales perderán en las próximas elecciones del 6 de diciembre, justamente por no reconocer la identidad plurinacional de Bolivia y por haberse negado a aprender que en estos cuatro años el país se encaminaba inexorablemente a la implosión y a la violencia, si de una vez no se incorporaba desde la estrategia de poder a todos: indígenas, campesinos, clase media, y blancoides negadores de la diversidad.
La derecha ha quedado atrapada en una cosmovisión donde no existen las contradicciones y la dinámica social como producto de la colonia y la República neocolonial, y en la que persiste una vieja lógica de hacer política comó búsqueda del control estatal y ciudadano apelando a sindicaciones vacías de concepto y a la búsquedad de generación del miedo del potencial votante, intentando persuadirlo que la confrontación está nada más sustentada en el odio y el revanchismo racial de "los malos".
Con esa visión obtusa y esa simplifación de la realidad se comprende mejor por qué la derecha perderá frente a Evo Morales y eso, la película de Valdivia, lo anticipa con la ventaja de quien trabaja sus convicciones desde la libertad creativa y sin las ataduras de quienes viven pertrechados nada más que con un prisma único basado en la pugna político electoral.

3 comentarios:

Carlos dijo...

Evo Morales probablemente gane las elecciones solamente debido a que estas son una competencia de popularidad, dicho sea el caso, Evo Morales esta de moda entre la mayoria de la poblacion que se identifica con la condicion de Evo Morales. Ciertamente, obtusa es la vision no solo de la derecha sino tambien de toda Bolivia al colocar el destino de Bolivia en manos de personas incapaces. Se necesita una eleccion totalmente distinta, donde la experiencia y calificacion sea la que decida el liderazgo del pais. En una eleccion de este tipo ni la derecha ni la izquierda de Evo ganarian, esta ocasion ganaria Bolivia.

Andrés Pucci dijo...

siempre las derechas comenzaron como izquierda... la revolucion federal en contra de los conservadores chuquisaqueños... la revolución del 52 por los nacionalistas y revolucionarios...

"Las dictaduras no se hacen para salvaguardar la revolución, son las revoluciones las que se hacen para salvaguardar una dictadura" Orwell en 1984.

y del mismo libro "Aquellos que controlan el pasado controlan el futuro. Los que controlan el presente controlan el pasado".

Por eso ahora se argumenta que todos fueron/son malos, a pesar de que muchos derechistas de ahora dieron su sangre en epocas de la dictadura para que hoy tengamos elecciones.

Anónimo dijo...

"Solo los países nuevos tienen pasado; es decir, recuerdo autobiográfico de él; es decir, tienen historia viva. Si el tiempo es sucesión, debemos reconocer que donde densidad mayor hay de hechos, más tiempo corre y que el más caudaloso es el de este incosecuente lado del mundo" J.L Borges.

Seguramente la inconsecuencia, sobre todo de los políticos, es el peor de los males que aquejan a nuestra patria; sin embargo queda la sabiduria del pueblo que una vez más será puesta a prueba el 6 de diciembre, ojalá no cunda la desmemoria y nos equivoquemos una vez más. A la clase media siempre hay que temer pues, "medio otra clase siempre es"
T. Azul