sábado, 1 de enero de 2011

La soberanía popular boliviana

Evo Morales consiguió el 64 por ciento de la votación para que continuara como presidente, pero nadie le dió poderes ilimitados para tomar decisiones y esto quedó rotundamente claro cuando la gente se volcó a las calles de las capitales de departamento el jueves 30 de diciembre para manifestar indignación y repudio por el gasolinazo, más shoqueante que todos los anteriores, por los porcentajes de incremento en los carburantes.
Tenemos que seguir confiando en el presidente porque rompió la lógica de la racionalidad económica, privilegiando los reclamos populares, para seguramente reconducir de manera progresiva e integral la política de precios de la gasolina, el diesel y los combustibles de consumo masivo.
Los alteños nos recordaron su heróico enfrentamiento contra Sánchez de Lozada. Han defendido a los pobres de toda Bolivia, y han puesto en evidencia que eso de "mandar obedeciendo" no podía quedar en la retórica electoral.
El empoderamiento popular se hace hoy más nítido. Quedaron en evidencia los técnicos de pacotilla que podían haberle ocasionado un desastre político e institucional al país. El próximo paso es esperar que el presidente admita las dimisiones de por lo menos la mitad de su equipo de ministros que han demostrado con creces su falta de sensibilidad política y su indolencia con la precariedad en la que vive gran parte de nuestra población. Que se vayan esos y que se vayan los ladronzuelos oportunistas incrustados en la administración de la cosa pública.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una golondrina no hace verano. Pueden irse estos técnicos insensibles e ineficaces. Y quienes los sustituirán? La misma diferencia!
Solo una bandada de golondrinas hacen un verano. Cuando se ignoran las mentes, competencias y experiencias de la globalidad, del universo local en aras de la doctrina y del poder, se ignoran las verdaderas oportunidades de cristalizar oportunidades,

Anónimo dijo...

La verdad, es que el gobierno solo utiliza a las organizaciones sociales, pero; ¿ha mejorado las condiciones de vida en estos años de gestión?, no será que han gastado demasiado dinero en solamente tratar de consolidar su gobierno sin tomar en cuenta las verdaderas necesidades del pueblo y ahora buscan de donde obtener dinero haciendo pagar, como siempre, a la clase mas desprotegida de la sociedad.