jueves, 15 de octubre de 2009

Siempre de izquierda (Breve retrospectiva de la historia reciente de Bolivia)

Hay alguna gente que cree que la historia de esta Bolivia indigenista o indianista comenzó en diciembre de 2005. Que lo sucedido dos décadas previas no fue el resultado de la construcción neocolonial de la República. Que el país que ellos habitaron con todos los privilegios que hoy les permiten opinar con tanta liviandad, despiste e ignorancia estaba bien mientras los indios y las indias fueran nuestros pongos, nuestros peones o nuestras sirvientas. Y por eso llegan a la muy equivocada conclusión que muchos nos pasamos del neoliberalismo a este "socialismo indigenista" (huau) en el que van a perder sus casas, sus empresas, su credo y hasta sus hijos con la legalización del aborto!!! Mucha frivolidad concentrada es la que se riega como un cáncer por este mundillo de blogs y escribidores iletrados y por lo tanto irremediablemente autoengañados.
Fue el fracaso de la UDP (1982 - 1985) el que nos condujo al "Bolivia se nos muere" de Paz Estenssoro que con su implacable pragmatismo enderezó la economía hasta sacarla de su estado terminal. A partir de entonces se impuso el pensamiento único que provenía del Consenso de Washington y consolidó una creencia que se hizo dogma: Ajuste estructural, no gastes más de lo que tienes, el Estado debe ser practicamente un convidado de piedra, el mercado se encargará de generar los procesos de desarrollo, bienestar, equidad; el invisible mercado irá poniendo las cosas en su sitio.
Luego de recuperados los indicadores, el sucesor Sánchez de Lozada fue en 1989 el candidato del cambio. Si el líder de la Revolución del 52 hizo una presidencia que concilió el ejercicio del poder con el de la disciplina fiscal, Goni llegaba para acometer las grandes transformaciones que nos situarían en buenas condiciones cara al siglo XXI: Capitalización, participación popular, nueva reforma educativa, rentismo para los más pobres. Votamos por Goni entonces, pero fue recién el 93 que llegaría al poder porque entre Banzer y Paz Zamora se produjo el pacto que le negó al ganador la presidencia.
En mi caso, después de haber militado en la izquierda durante la época universitaria (T-SUR/PS-1), y luego de los traumas provocados por la hiperinflación, había quedado desencantado con la improvisación y la irresponsabilidad de esa izquierda conformada por el ala movimientista de Siles Zuazo, el mirismo desdolarizador del MIR, la inacción del Partido Comunista de Bolivia y la demagogia cobista a cargo de Juan Lechín. Nadie quería volver a padecer situación tan desesperante y por eso fuímos succionados por el discurso de la eficacia y quedamos medianamente convencidos y resignados a que esta era la única vía para hacer del país un sitio vivible y con algún futuro prometedor.
El modelo privatista liberal comenzó a resquebrajarse en el momento en que quedó claro que la capitalización gonista, operada por Alfonso Revollo, sirvió para la concentración de decisiones políticas que conducían a nuestras empresas a la subasta y a la entrega casi regalada al capital transnacional. De ahí se entiende por qué surgirían más adelante las guerras del Agua y del Gas. De ahí se entiende quienes entraron en el juego corrupto del entreguismo y del sometimiento al Imperio.
La política y el territorio sirvieron como campo abierto para el desenmascaramiento de la mentalidad latifundista de Sánchez de Lozada y Cia. Luego vino Mesa y su espantoso gobierno de indecisiones y falsedades ("si nacionalizamos los hidrocarburos nos castigarán desde afuera los amos del comercio internacional"), la necesaria transición de Rodríguez Veltzé y finalmente la llegada arrasadora de Evo Morales que para la derecha es el monstruo de su propia creación: Lo hicieron todo tan mal, capitalizaron masivamente el descontento y la indignación que era imposible evitar que llegara este sindicalista cocalero que comenzó a sorprendernos con un discurso de izquierda que a estas alturas ha logrado romper el trauma udepista: Economía mixta con participación estatal en el aparato productivo y en la banda de precios al consumidor, recuperación de los recursos naturales para el beneficio de la sociedad boliviana, combate exitoso a una inflación inducida por aceiteros y ganaderos con una drástica prohibición de exportaciones privilegiando el abastecimiento interno, saneamiento de tierras para acabar con el latifundio improductivo, lucha total contra el analfabetismo, reconocimiento de naciones y pueblos originarios, indígenas y campesinos a través de la constitucionalización de sus derechos.
Resumen: He aquí la explicación de por qué en su momento creímos en Goni, cómo terminamos defraudados y traicionados por él mismo y finalmente por qué recuperamos nuestra esperanza en un proyecto de izquierda nacional popular con mucho del nacionalismo revolucionario, algo de doctrina marxista clásica y la incorporación definitiva de todos los sectores sociales y étnicos a una Bolivia que ya estaba reconocida como pluricultural y multiétnica y que ha dado el gran paso hacia el establecimiento de su cualidad plurinacional.
Esta es la historia escribidores de la derecha separatista: De nuestras convicciones de izquierda tuvimos que sobrevivir aceptando las reglas del sistema porque no había a dónde aferrarse con Quiroga Santa Cruz asesinado, la UDP autoaniquilada y un vacío de liderazgo idéntico al que hoy vive la derecha y que fue llenado con la ascendente carrera electoral de Evo Morales que será reelegido el próximo 6 de diciembre para el período 2010-2015.
Si Goni hubiera hecho las cosas de otra manera, si no hubiera convertido el mercado y la penetración transnacional en los motores de su gobierno, probablemente la historia habría discurrido por otros caminos, pero su mentalidad de empresario explotador poco identificado con la realidad multiforme del país que gobernaba, terminó por ponerlo en un helicoptero y por dar lugar a que nos quitaramos las vendas de sobrevivientes adscritos al neoliberalismo con la que caminabamos, gran parte de nosotros, clasemedieros desorientados.
La esperanza reside hoy en evitar retroceder hacia el país excluyente que siempre tuvimos. Que el cambio profundo vaya mucho más allá de la figura de un lider o una personalidad que es hoy objeto de culto. Que la solidaridad se convierta en la moneda de transacción entre bolivianas y bolivianos, que hagamos de nuestro país un sitio no sólo vivible, sino digno y vigoroso en su riqueza diversa y matizada por sus geografías. Venimos de la izquierda y seremos siempre de izquierda. Hasta la victoria siempre, aunque para llegar a ella a veces duela tanto.

5 comentarios:

kunio dijo...

Perdón pero, combate exitoso a la inflación?, De qué estamos hablando? si el dinero ha perdido mucho valor adquisitivo, lo que antes compraba con 80 bs. ahora lo compro con 200 bs. o más. Combate exitoso dirán los índices que maneja el gobierno, otra cosa es salir al mercado a hacer compras.

Seguramente estos índices también nos hablan de analfabetismo 0 en Bolivia, será que esos miles de niños y adolescentes que se ven obligados a trabajar o mendigar en las calles saben leer y escribir?

hay muchas cosas raras que se ven en la calle, gente que gasta mucho dinero en tiempos de crisis. Cual sera el motivo? Buena gestión económica del gobierno? Plata del narcotrafico?. Parece que lo segundo a nadie le interesa mientras los indices sigan mostrando un país "excelente", A nadie le importa que nos maten por un celular, o que cada vez se den mas casos de ajustes de cuentas.

No digo que todo lo del post sea falso, pero mostremos tambien las cosas que no están muy bien que digamos.

Carlos dijo...

De hecho, mucho cambio no ha existido, lo que hubo fue un cambio de discurso y como este es mas popular esta mejor recibido. Un apolitico veria a ambas facciones como simples argumentos para no realizar su trabajo adecuadamente bajo la excusa de que una tiene la culpa y viceversa. La capitalizacion era un Excelente Idea, otra cosa fue su Ejecucion, que fue una miseria gubernamental. El meollo de la olla es que nadie se pone los pantalones patrioticos, tanto izquierdistas con su sonado discurso de que el estado lo es todo, como tambien capitalistas que el mercado es todo. Existe un equilibrio y este no se lo ve en este gobierno, este gobierno tiene un discurso bonito para el que no comprende los detalle. Y los detalles son claros, yo sigo viendo a las mismas personas en las calles trabajando en las mismas condiciones sin a ver sufrido una mejora considerable. La verdad del asunto es que mientras sigamos con eso de izquierda, derecha no vamos a llegar a nada.

Citizen dijo...

Yo creo q en el pais desde la democracia todos debemos hacer un mea culpa al momento de las elecciones. Digo esto pq en mi caso, mi primera eleccion presidencial me daba solo dos opciones concretas, la capitalizacion de Goni y/o la "fresca" propuesta de Manfred. Como ya habiamos sufrido a Goni en el 93-97 pensaba yo "ingenuo" q Manfred era la nueva opcion. Al q le tocaba el pasanaku. Grande fue mi sorpresa cuando mi candidato terminop apoyando al q yo no queria como presidente. Es en ese momento en el qu decidi abandonar toda minima esperanza por la derecha.

Es en esa eleccion en la que el MAS aparece como frente politico fiel a su ideologia y q comenzo a enamorar a los votantes generando oposicion inteligente solo viendo como la derecha se ahorcaba con su propia corbata. Ahora la derecha se revuelca en su vomito tratando de mendigar votos. Tienen el capital pero no tienen el apoyo.

Julio espero te recuperes pronto. Es un placer leerte. Un saludo desde Polonia esperando q algun dia todos los bolivianos desperdigados por el mundo tengamos nuestro voto para apoyar al cambio.

Anónimo dijo...

En todas partes matan y no sólo por un celular, por otras chucherías también; hace 10 años, ¿ No había niños en la calle?¿ No había narcotráfico? ¿ No había inflación?. Al parecer muchos compatriotas, atribuyen a Evo Morales y al MAS, todos los males habidos y por haber; como si hace unos años atrás (6 años) hubíesemos estado en un estado paradisiaco...tal vez estuvimos ciegos y ahora nos cuesta ver lo que esta sucediendo; lo que está sucediendo en el país, es la punta del ovillo..paciencia, todo proceso necesita una buena dosis de paciencia, el pueblo tiene paciencia y sabiduría, ¿Por qué no nos damos un chance? Por otro lado, para lo escrito por Julio: "Más claro agua"

T.Azul

WAYNUCHO dijo...

Saludos Don Julio ...
y la pregunta de fondo es la que usted formula:
¿y si hubieran hecho las cosas de distinta manera?
hoy me inspiran pena, tratando de mostrar algo que jamas hicieron.
en fin esperemos a fin de año, y veamos que sucede
Saludos Totales .....