miércoles, 1 de octubre de 2008

Escribo
porque respiras
en mi oído sordo,
el izquierdo.

No hay comentarios: